La Junta Docente ve al MECyD más dispuesto a "recortar lo ya recortado" que a cambiar de política


La Junta Docente ve al MECyD más dispuesto a "recortar lo ya recortado" que a cambiar de política

- Los responsables de los sindicatos representativos de maestros y profesores auguran que el próximo año académico se agravarán los problemas de "aulas masificadas, docentes sobrecargados y derechos vulnerados y pisoteados"

- FECCOO, FETE-UGT, ANPE y CSI.F lamentan que la implantación de la LOMCE no traerá consigo una ampliación de los recursos humanos disponibles y avanzan que habrá cambios en los criterios de escolarización

La visita a Ceuta, la semana pasada, del director general de Evaluación y Cooperación Territorial del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECyD), José Ignacio Sánchez, no ha hecho albergar esperanzas a la Junta de Personal Docente sobre una mejora significativa de las condiciones en las que se desarrolla la labor formativa en el sistema público local.

Más bien todo lo contrario, según han explicado este lunes los responsables de los cuatro sindicatos representativos (FECCOO, FETE-UGT, ANPE y CSI.F) con el presidente del órgano, Juan Luis Aróstegui, a la cabeza. "No hemos recibido ninguna respuesta positiva a nuestras reivindicaciones y a las del resto de la comunidad educativa y la sociedad ceutí, por lo que el próximo curso volveremos a tener docentes sobrecargados, aulas masificadas y derechos vulnerados y pisoteados", ha resumido.

Que el Consejo de Ministros haya corregido el Real Decreto que condenaba a la desaparición a la Junta Docente y haya abierto la puerta a crear una Mesa de Negociación específica para las ciudades autónomas no ha sido motivo suficiente para los sindicatos para hacer un balance más favorable.

"El Ministerio no piensa aumentar el cupo de maestros y profesores ni en un profesional más pese a la progresiva implantación de la LOMCE y al permanente castigo que sufre la Educación Infantil sin los apoyos que precisa; no sabe si en septiembre estará abierto el nuevo colegio de El Morro y no piensa corregir desmanes como la no cobertura de bajas médicas, con lo que en Ceuta seguirá habiendo institutos en los que los alumnos pasan hasta 2 meses sin profesor de una materia, como está sucediendo", ha alertado la Junta.

Aróstegui ha señalado que la petición de adecuar el calendario escolar a las preferencias del Foro de la Educación de Ceuta tampoco será atendida ("a lo sumo se propone abrir una reflexión para aumentar el número de días lectivos") y los criterios de escolarización, "que hasta ahora han dado pie a 'centros guetos' y enchufismo", serán cambiados "sin que conozcamos de qué forma".

"Recortar lo recortado"

La ampliación de un 20% de las ratios máximas de 25 alumnos por aula tampoco prevé derogarse, pero ni con el techo legal en 30 estudiantes por unidad se podrá cumplir con esos límites: "Habrá que ver si esa extensión es de aplicación o no, pero de cualquier forma habrá clases con más de 30 niños y estaremos fuera de la Ley, algo que debería escuchar el delegado, que tanto se precia de hacerla respetar", ha señalado Aróstegui.

Francisco Lobato, de FETE-UGT, ha lamentado que el Ministerio "manipula" la realidad de las estadísticas al computar como unidades sin más las del colegio de Benzú, las de San Antonio y las nuevas del Polígono, así como al optar por medir los recursos humanos disponibles en Ceuta en docentes por clase obviando el número de niños que hay en cada una.

El resultado final es, auguran los sindicatos, una voluntad ministerial de "recortar lo recortado". "Siguen con el hacha de guerra levantada y se proponen dar una nueva vuelta de tuerca para recortar lo recortado pese a que esa política no solo la cuestionan los representantes del profesorado sino incluso los expertos designados por la Administración como sus representantes en el Foro de la Educación", ha recapitulado Aróstegui.