LA PROMOCIÓN DE NIVEL O ETAPA, CLAVE

El MEFP no cree que vuelva a haber clases este curso y estudia cómo evaluar y recuperar en otoño

El MEFP no cree que vuelva a haber clases este curso y estudia cómo evaluar y recuperar en otoño
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
El Ministerio ya casi solo contempla el escenario de que "la evolución de la pandemia del coronavirus aconseja que las clases presenciales queden suspendidas hasta el inicio del siguiente curso" y reflexiona sobre cómo evaluar a los estudiantes de 6º de Primaria, en 4º de Secundaria, en 2º de Bachillerato y FP, los que deben promocionar de nivel o etapa, sin contemplar la prolongación de la actividad lectiva en julio.

"La evolución de la pandemia del coronavirus aconseja que las clases presenciales queden suspendidas hasta el inicio del siguiente curso" ese escenario, según palabras del Consejo Escolar del Estado, es el que baraja ahora mismo el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) como más probable para el final del año académico 2019-2020.

La Administración, según todas las fuentes consultadas por Ceutaldia.com, cree que las clases presenciales no se retomarán o, en el mejor de los casos, solo testimonialmente antes del 22 de junio, última jornada lectiva del calendario escolar vigente. No sucederá este lunes, cuando concluyen las singulares 'vacaciones' confinadas de Semana Santa de quince días de este año. Tampoco parece factible que suceda justo después del 26 de abril, cuando supuestamente se relajarán un poco las medidas de aislamiento social del Estado de Alarma.

Esta Semana Santa la principal preocupación del Ministerio es definir qué hacer al alumnado pendiente de promocionar de etapa o nivel, ya que para el resto se augura una especie de aprobado general. El desafío es cómo evaluar de forma justa y responsable a los estudiantes que están matriculados en 6º de Primaria, en 4º de Secundaria, en 2º de Bachillerato y en Ciclos Formativos de Formación Profesional, un ámbito este último para el que el Ministerio ya maneja un borrador de Orden que establezca los criterios.

El Consejo Escolar del Estado ha recomendado “que se adapten” las medidas de finalización de 4º de Secundaria y 2º de Bachillerato y la obtención de los títulos correspondientes y ha pedido al Ministerio que “disponga las medidas necesarias” para que “todo el alumnado pueda ser evaluado del tercer trimestre desde su lugar de residencia, de modo telemático o de cualquier otro modo, siempre que fuera imposible o netamente desaconsejado por las autoridades sanitarias realizar una evaluación en las aulas y que no suponga en ningún caso, una discriminación derivada de diferencias socioeconómicas de acceso al conocimiento”.

En la ciudad hacerlo será especialmente complicado. Los informes elaborados por los centros educativos sobre las primeras dos semanas sin clase alertaron precisamente de que la brecha digital es el gran escollo diferencial con el que se encuentra el alumnado local para el desarrollo de cualquier proceso de enseñanza y aprendizaje a distancia. “No se trata de que el estudiante carezca de ordenador, sino de que no tiene ni conexión a Internet y de que en algunos centros esa falta de medios afecta a un porcentaje amplio de los matriculados”, alertan fuentes de la comunidad educativa.

Con ese déficit, el reto de la evaluación se vuelve mucho más complicado en la ciudad, donde el Ministerio ha comenzado a trabajar en una adaptación curricular para intentar “recuperar” parte del tiempo ‘perdido’ esta primavera durante el primer trimestre del próximo año académico.

El MEFP no cree que vuelva a haber clases este curso y estudia cómo evaluar y recuperar en otoño