III SEMANA DE LA DISCAPACIDAD

Pablo Pineda, pionero de la educación inclusiva

Pablo Pineda, pionero de la educación inclusiva
Pablo Pineda
Pablo Pineda  

El actor y escritor Pablo Pineda ha impartido una clase magistral sobre la experiencia de un síndrome de Down en la escuela inclusiva en la III Semana de la Discapacidad y la Accesibilidad organizada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, mediante la Oficina Técnica de Accesibilidad de Ceuta (OTACE) y en colaboración con la Dirección Territorial del Imserso y la Universidad de Granada.


Pablo Pineda, actor, maestro, psicopedagogo, conferenciante y lo que se le ponga por delante. Concha de Plata en el Festival de Cine de San Sebastián por ‘Yo también’; primera persona en Europa con síndrome de Down con un título universitario, autor de varios libros, co-presentador junto a El Langui en ‘Piensa en positivo’… Su lista de obras y méritos es larga pero podría resumirse en que Pablo Pineda es un maestro de vida y no solo por el título de magisterio.

Pineda es el invitado especial en la III Semana de la Discapacidad y la Accesibilidad en el salón de actos del campus universitario, un entorno que conoce bien. Ha venido a Ceuta a contar su experiencia en el sistema educativo y no se va a a callar aunque esté en una universidad. “Os voy a dar caña”, advierte señalando a la primera fila donde se sientan los representantes de la Universidad de Granada.  Lengua de trapo, mente afilada, Pineda necesita dos frases para meterse a la audiencia en el bolsillo.

Este malagueño, que hasta tiene una plaza en su honor cerca de su casa natal, es el pequeño de cuatro hermanos. “Eso ayuda mucho”, explica a su lado María Luis Villadén, de Down Ceuta. La familia es la clave, asiente Pineda. Sus padres son la clave para que esté donde está. “Cuando nací en 1974 la inclusión era ciencia ficción, mis padres lucharon contra corriente”, recuerda. La receta, confianza y exigencia. La misma que se aplica Pineda en su vida. 

“Ay los adolescentes, dime de que adoleces y te diré quién eres”, ironiza.

Su infancia fue la de un niño “inmensamente feliz”, con la suerte de encontrar una de las primeras escuelas que empezó a creer en la educación inclusiva; el instituto, concretamente el BUP, el Bachillerato Unificado Polivalente, no fue tan sencillo pero fue una "época bonita", admite. “Ay los adolescentes, dime de que adoleces y te diré quién eres”, ironiza.

La universidad fue distinto. Igual que en el instituto, Pineda tuvo que abrir el camino por el que transitaba su educación. Era 1995 “y la gente me miraba y se preguntaba de dónde ha salido este espécimen”. Descubrió a “las chicas” y tuvo que aprender a “hacerse querer, a ser aceptado”. “Pero la universidad es una institución correosa en la que cada uno va a lo suyo, es muy individualista”. 

“El Proyecto Roma cuestiona el ideario de la universidad: ¿solo hay un aprendizaje o cada persona aprende de una manera, hay una inteligencia académica o tantas inteligencias como personas?”.

Pero entonces descubrió Roma. Concretamente el Proyecto Roma, un modelo de educación inclusivo creado por el Doctor Miguel López Melero, catedrático de la Universidad de Málaga que originalmente nace como un proyecto de investigación entre España e Italia, de ahí su nombre,  centrado en encontrar maneras alternativas para educar. O dicho a la manera de Pablo Pineda. “El Proyecto Roma cuestiona el ideario de la universidad: ¿solo hay un aprendizaje o cada persona aprende de una manera, hay una inteligencia académica o tantas inteligencias como personas?”.

Preguntas que Pablo Pineda deja en el aire consciente de que él mismo es la respuesta. Es el momento de aprender “todos de todos”, de una educación que no divida entre “superdotados, dotados e infradotados”. Entender, en resumidas cuentas, que no hay personas discapacitadas sino con capacidades diferentes.

Pablo Pineda rodeado de fans