UNA INICIATIVA CIUDADANA LO HIZO POSIBLE

Un siglo esperando la Escuela de Artes

Un siglo esperando la Escuela de Artes
IES Siete Colinas, sede del ciclo formativo.
IES Siete Colinas, sede del ciclo formativo.  

Una iniciativa ciudadana, liderada por un profesor del IES Abyla, David Muñoz Arbona, y sus alumnos, rescató a finales de 2013 una antigua demanda de los ceutíes: una Escuela de Artes para Ceuta, la única provincia española que en pleno siglo XXI no contaba, ni ha contado nunca, con un  centro de educación artística. Hasta ahora.


Este lunes 10 de abril de 2017, el Boletín Oficial del Estado anuncia la implantación del Ciclo Formativo de Grado Medio de Artes Plásticas y Diseño, un anuncio que los ceutíes llevan más de un siglo esperando.

Hace ya 107 años, en 1910 “un grupo de vecinos comenzaron los intentos para que se implantara un centro público de Artes y Oficios con características similares a los que existían en la península, recuerda el historiador Paco Sánchez en su blog. Una Escuela de Artes y Oficios que, explica, citando profesora Vicenta Marín en su tesis doctoral sobre la enseñanza en Ceuta, el Ayuntamiento prometió pero nunca llegó cumplir. Un siglo después, de nuevo una iniciativa ciudadana rescató la idea y comenzó a recoger firmas en pro de una Escuela de Arte. En apenas tres meses habían recogido más de 7.000 firmas y un apoyo popular unánime que no pasó desapercibido a los partidos políticos, ni a la Dirección Provincial de Educación en Ceuta, dirigía en aquel entonces por Cecilio Gómez, que citó a aquel vehemente profesor del Abyla para analizar la propuesta que tanto ruido mediático y apoyo popular había cosechado.

Hace un siglo, los convecinos de Muñoz Arbona solicitaron al Ayuntamiento “estudios de pintura y dramatización oriental, dibujo y delineación para construcción urbana, arquitectura y arte decorativo, mecánica, carpintería, ebanistería y talla, artes de la mujer…”, recuerda el historiador Paco Sánchez en su blog. Cien años después, Arbona, en pleno siglo XXI planteaba  grados superiores de animación; gráfica interactiva, gráfica impresa, gráfica publicitaria; fotografía; ilustración, cómics; producto gráfico interactivo y producto gráfico impreso.

Un año después del inicio de la recogida de firmas para la implantación de estudios artísticos en Ceuta, el  secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín aprovechaba su visita a la Ciudad Autónoma para anunciar que “en septiembre de 2016” empezaría a funcionar la Escuela de Artes, “una demanda histórica de la Ciudad Autónoma de Ceuta, en la que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte lleva trabajando varios meses”, aseguraba el secretario de Estado confirmando que se pondría en marcha un ciclo formativo de Artes Plásticas y Diseño de Grado Medio de asistencia al diseño de producto gráfico interactivo.

Siete meses después de “septiembre de 2016”, al fin, el Boletín Oficial del Estado publicaba la partida de nacimiento de la Escuela de Artes, o, al menos, del ciclo formativo prometido, que encontrará su sitio en el IES Siete Colinas. La implantación del Ciclo Formativo de Grado Medio de Artes Plásticas y Diseño «Asistencia al Producto Gráfico Interactivo» tendrá “carácter experimental”  durante dos cursos académicos y servirá para acceder al título de Técnico de Artes Plásticas y Diseño en Asistencia al Producto Gráfico Interactivo perteneciente a la familia profesional artística de Comunicación Gráfica y Audiovisual.

“La ilusión de tantos ceutíes se materializa oficialmente. No quepo en mí de alegría.Mil gracias al Director Provincial de Educacion en Ceuta, León Bendayán y a la asesora de Formacion Profesional de la UPE, Mila Pérez por creer, apostar,luchar, gestionar y dinamizar el proyecto”, escribía en sus perfiles de redes sociales David Muñoz Arbona al conocer la noticia por Ceuta al Día.

Ciento siete años después la Escuela de Arte está un poco más cerca de ser una realidad, pero muchas son las vueltas que en este tiempo ha dado el arte. Matisse o Picasso marcaban el paso entonces, hoy lo hacen Bansky o Damien Hirst. Ceuta necesita ponerse al día.