PLENA INCLUSIÓN

El debate inclusivo

El debate inclusivo
Debate Plena Inclusión-2
Debate Plena Inclusión-2  

El próximo 28 de abril 100.000 españoles con discapacidad intelectual podrán, por fin, ejercer su derecho al voto gracias a la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral (LOREG) que está en vigor desde finales de 2018. Un nuevo panorama que da un nuevo enfoque a esta segunda edición del debate inclusivo de Plena Inclusión, pensado para que los partidos políticos escuchen a un colectivo olvidado y desconocido.

David Muñoz, candidato al Senado por el PP; José Simón, candidato socialista al Congreso, Tamara Guerrero, candidata a la Cámara Baja por Ciudadanos; Sarah Abdeselam, candidata de Podemos al Congreso de los Diputados y José María Rodríguez, candidato de VOX al Senado, se han sentado juntos en el primer debate a cinco de estas elecciones en Ceuta. El escenario, la Biblioteca Pública de Ceuta y el público y los periodistas, todo uno, en los usuarios de Plena Inclusión que han venido trabajando estas semanas en los programas para preparar las preguntas a los candidatos.

Un debate atípico, sin apenas tensión y con la mejor de las sonrisas en el no han aparecido apenas los reproches ni las pullas al rival que, aunque alguna ha habido y que los candidatos han aprovechado para desgranar a grandes rasgos el lado inclusivo su programa electoral. Y parece haberlo en todos los programas, así lo han subrayado unánimes los cinco candidatos en su apuesta por la inclusión empezando por la educación, la igualdad e incluso en la necesidad de reforzar las ayudas y las subvenciones para las subvenciones. Estas son las diferentes propuestas de los partidos según su orden de intervención:

Cs, “lo primero son las personas”

Tamara Guerrero (CS) fue la primera en intervenir, recordando que la igualdad es la base del ideario de Ciudadanos. “Partimos de la base de contar con todos”. Tanto es así, apuntó, que el número 14 de la listas para las municipales cuentan con un usuario de Plena Inclusión. Ciudadanos lleva en su programa, explica Guerrero, la actualización de la Ley de Dependencia, dotada con suficientes recursos, un plan de accesibilidad universal, la plena capacitación jurídica de las personas con discapacidad intelectual, el aumento al 10 por ciento de la cuota de empleo público para personas con discapacidad, refuerzo en la educación, “pilar fundamental de la inclusión”. “Lo primero son las personas”, ha subrayado.

PP, “inclusión desde el aula”

Muñoz Arbona, candidato del PP al Senado, habló “como alguien muy cercano”, que trabaja en el Abyla con usuarios de Plena Inclusión y, sobre todo, habló como docente, reivindicando la apuesta del PP “por la inclusión desde el aula”. El programa popular incluye, además, una Ley de Accesibilidad, un plan estratégico del espectro autista, ayudas fiscales para las familias y sobre todo, la “implicación para dar cabida a todas las personas con capacidades diferentes”. Muñoz insiste en la necesidad de “romper barreras y no solo las barreras arquitectónicas”.

PSOE, siempre con las capas vulnerables

El candidato socialista al Congreso, José Simón, recordó a los presentes que la defensa de “las capas más vulnerables de la sociedad es la seña de identidad del PSOE”. Si 100.000 personas con discapacidad intelectual pueden ejercer su derecho al voto es porque lo aprobó un Gobierno socialista, como también aprobó antes (con José Luis Rodríguez Zapatero) una Ley de Dependencia  que nunca gozó del presupuesto necesario. “Algunos grupos políticos no han querido que os ayudemos”, lamentó. Simón prometió entre otras propuestas la aprobación del ingreso mínimo vital o el refuerzo de la inspección para evitar el fraude en la contratación, que no respeta el porcentaje legal para personas con discapacidad.

VOX, ayudas dispersas y clientelares

El candidato al Senado por Vox, José María Rodríguez, empezó dando al César lo que es del César reconociendo lo hecho por el Gobierno local en este capítulo, ”que ya quisieran muchos municipios”  aunque hay mucho por hacer, “podríamos ser una ciudad modelo”. Las ayudas y subvenciones, a las que no pone pegas al contrario que su número 2 nacional, Ortega-Smith, que apenas unas horas antes cargaba no las ayudas que “solo sirven para vivir del cuento”. Sí lamenta Rodríguez el sesgo “clientelar” de las ayudas en Ceuta. Desde VOX reclaman más aulas de integración y más ayudas para Ceuta, “que se ha quedado atrás con la crisis” y desde la Administración General del Estado “miran hacia otro lado”.

Unidas Podemos, un programa inclusivo y adaptado

Sara Abdeselam, candidata de Unidas Podemos al Congreso, recordó que su programa sí está adaptado y tiene una versión en lectura fácil para personas con discapacidad. Como todos sus compañeros y rivales, Unidas Podemos apuesta por la inclusión en la escuela. “Y decimos inclusión no solo en la escuela, sino también en el aula, cuando se saca a un niño del aula se le está marginando”. Como metas, Unidas Podemos se propone aumentar un 50 por ciento la empleabilidad de las personas con discapacidad intelectual en un sector con un desempleo cercano al 30 por ciento, con una Ley de inclusión Laboral y el refuerzo de la inclusión en la escuela pública.