FRONTERA

Ortega Smith insiste en un muro “de 15 ó 20 metros” para demostrar que “somos un país serio”

Ortega Smith insiste en un muro “de 15 ó 20 metros” para demostrar que “somos un país serio”
Ortega Smith y Juan Sergio Redondo.
Ortega Smith y Juan Sergio Redondo.  

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, vuelve a Ceuta para cerrar la campaña electoral de la formación ultra conservadora en la ciudad e insistir en la idea de un muro infranqueable “de 15 ó 20 metros”  y afirma que “un solo inmigrante ilegal ya es una razón más que suficiente para modificar la ley”.


El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha vuelto a Ceuta para cerrar la campaña electoral de su formación en el mismo lugar y con el mismo periplo que su presidente, Santiago Abascal. Pese a no estar en la agenda, Ortega Smith ha vuelto a visitar la valla fronteriza para posar ante el perímetro y comparecer bajo la lluvia ante los medios. Con el perímetro fronterizo de fondo, Ortega Smith ha vuelto a insistir en la idea de un muro de hormigón infranqueable, “de 15 ó20 metros”. Para el portavoz de la formación ultra conservadora, “las concertinas no sirven para nada” y aboga por el hormigón para evitar que se puedan trepar o abrirse  agujeros “con una radial”, como sucedió en los saltos masivos de 2018.

Ortega Smith ha querido atender a los medios antes del mitin junto a la valla de Ceuta, “el lugar donde se está atacando permanentemente  a nuestra libertad, a nuestra soberanía y al respeto a las instituciones” y para mostrar su apoyo a los cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, “sin medios suficientes, sin la dotación de efectivos necesarios, que tiene que intentar parar auténticas avalanchas de un inmigración fomentada por las mafias”.

“Nos sobran las vallas porque las tres son absolutamente ineficaces"

“Vamos a reivindicar que esta valla sea sustituida por un muro de hormigón lo suficientemente alto que evite que se puedan producir asaltos y vamos a luchar porque se acabe el efecto llamada”, insiste Ortega Smith, que calcula que “15 ó 20 metros” sería lo suficientemente alto para evitar que “se lleven las subvenciones y las viviendas sociales”. Porque, asegura sin pudor, las ayudas sociales se están entregando a quien salta la valla”.

Desde Vox siguen insistiendo en  que “la valla” –pese a que hay una doble valla de 6 metros con concertinas en suelo español y una tercera también con cuchillas en terreno de Marruecos- no cumple su cometido. “Nos sobran las vallas porque las tres son absolutamente ineficaces, sabemos que un muro de hormigón para que no pueda ser franqueado con escalas, un muro que necesita concertinas, son la excusas de algunos para abrir las puertas, un muro que o pueda saltarse con pértigas, estamos hablando de un muro de 15 ó 20 metros”.

“Es verdad que Marruecos sabe jugar al tira y afloja"

A todo ello hay que añadir un dato que no se le escapa a Ortega Smith y con el que nada puede hacer un muro: “Es verdad que Marruecos sabe jugar al tira y afloja, cuando le ha interesado que se firmase un acuerdo sabe presionar en la frontera española, es su arma de presión, de coacción a España”.

Ortega Smith  (1 de 1)Pero matiza: “No vamos hacer en el error de pensar que la solución está solo en el muro, en Vox somos gente seria. Lo primero que hay que hacer es cortar el efecto llamada y dejar claro a todo aquel que salte y sea detenido que va a ser devuelto a su país ese es el mejor muro que hay”. Pero va más allá resumiendo la política migratoria de Vox de una forma “más sencilla”: “El que haya un solo inmigrante ilegal en España es motivo suficiente para modificar la Ley y hacer que se cumpla, porque es como si dijéramos qué más da que robe uno si solo ha solo uno”.

“El que haya un solo inmigrante ilegal en España es motivo suficiente para modificar la Ley

Ortega Smith insiste en la necesidad de enviar un mensaje para evitar el “efecto llamada”: “que pierdan toda esperanza de que se les va a regularizar, cualquier esperanza de que va a recibir dinero y ayudas”. Un efecto llamada basado en que en los últimos cinco años se ha multiplicado por cinco la llegada de inmigrantes ilegales”.

En realidad, según los datos del Ministerio de Interior, en 2015 llegaron a España  20.091 mientras que en 2019, con datos hasta el 30 de octubre, han entrado 27.208, un 49 por ciento menos que en 2018, cuando accedieron a España irregularmente alrededor de 50.000, más del doble, eso sí, que cuatro años atrás.

“Nadie nos va a dar lecciones de solidaridad a los españoles. El mayor número de misioneros son españoles"

Pero todo esto, subraya Ortega Smith, rebajando el tono beligerante con la inmigración, no es insolidario. “Nadie nos va a dar lecciones de solidaridad a los españoles. El mayor número de misioneros son españoles, la ayuda a la cooperación internacional, haciendo hospitales, restaurando obras de arte, ayudando en la agricultura, con microcréditos, es de españoles”. Para el líder de Vox, es necesario centrar la ayuda en origen, para que no tengan que enfrentarse a la “terrible tragedia que es abandonar su hogar”.