CAD

¿Y el Consejo “pa” cuándo?


¿Y el Consejo “pa” cuándo?

Eduardo José Montoro

Y van dos seguidas. El año pasado, una levantá lamentable que un capataz en su ya familiar delirio henchido de egocentrismo dedicó a quien no debía, como si la Hermandad fuera suya. Tan suya, que este año la ha visto por la tele.

Este año, una Estación de Penitencia no sólo lamentable, también peligrosa para niños costaleros e incluso para el público cercano al Paso de Palio. Una barbaridad perpetrada por irresponsables que han dejado la peor imagen vista nunca en nuestra Semana Santa.

Y el Consejo, ni mu… ni el año pasado, ni este. Eso sí, si una Hermandad llega diez minutos tarde a la carrera oficial, toque de atención o sanción, que las normas están para respetarlas, o no, depende de quién y depende cómo, por lo que ya hemos podido comprobar.

La pregunta, después de ambas y lamentables situaciones es: Y el Consejo, ¿pa cuándo?, ¿cuándo se va a mojar?, ¿cuándo va a tomar alguna decisión firme?, ¿cuándo va a fiscalizar a quien está bajo su paraguas?, ¿cuándo va a dar la cara sin ambigüedades?, ¿cuándo va a cumplir con su deber?, ¿cuándo?

Y van dos, la del año pasado se la han tenido que solucionar los propios Hermanos de Las Penas, para alivio de quien debería haber dado con el Palermo en el suelo un golpe tan fuerte que se hubieran callado ipso facto las redes sociales, llenas de tontos diciendo tonterías y de abducidos tapándose los ojos ante un delito bastante asqueroso, por otra parte.

La de este año, mal arreglo tiene como no sea el de una dimisión en bloque e inmediata o el de, por fin, un paso al frente de un Consejo que, de momento, no actúa como tal, excepto para la foto.

Y dice el refrán, que no hay dos sin tres.