MIGRACIONES Y MISERIA

400 organizaciones lanzan una caravana a Melilla para denunciar los abusos en la frontera sur

400 organizaciones lanzan una caravana a Melilla para denunciar los abusos en la frontera sur
Alba, Saéz y Ovelleiro este viernes.
Alba, Saéz y Ovelleiro este viernes.  

El día 14 de julio diferentes organizaciones arrancarán una caravana a la frontera sur, con punto álgido del recorrido en Melilla, el día 17, para “denunciar, señalar y presionar” a los responsables de que “los derechos humanos” no se estén respetando en las fronteras sur de España (Ceuta y Melilla) para con los refugiados, los menores y las porteadoras.

En total participan de la iniciativa que partirá de puntos tan dispares como Alicante, Bilbao, San Sebastián, Navarra, Barcelona o Valladolid, 400 organizaciones de diferente calado. Las hay ecologistas, feministas, sindicatos, partidos políticos, organizaciones no gubernamentales y un largo etcétera.

Este viernes el colectivo, Bienvenidas Personas Refugiadas de Vizcaya, ha presentado la marcha y sus actividades en Ceuta, arropadas por Podemos o Digmun o Elin.

Según han relatado Pilar Alba, voluntaria de Elin y Nati Ovelleiro y Anabel Sáez de la organización vizcaína, el objetivo de la marcha es denunciar los abusos y las políticas que aplican “tanto desde Europa como desde España” para impedir el acceso a “la Europa fortaleza a personas que vienen huyendo de la miseria y la guerra” sin ningún respeto por los derechos humanos.

El día 14 la marcha que parte desde Bilbao parará en las Bárdenas Reales para denunciar el campo de tiro, existente en el desierto navarro, como un símbolo de la guerra que está provocando en parte ese éxodo de personas en todo el mundo. Protestarán también en el CIE de Madrid, “otro lugar donde no se respetan los derechos humanos”, según su relato. En Sevilla harán parada ante la fábrica de concertinas. Repetirán protesta en el CIE de Algeciras y acudirán a Melilla, a dónde llegarán el día 17 y donde preparan varias performance para denunciar la situación a la que se ven sometidos los migrantes: concertinas, ahogamientos en el mar y denegación de refugio.

Y también harán hincapié en la situación que sufren los menores y las porteadoras. En ese sentido, Sáez ha destacado que esperan que la caravana les sirva también para conocer más de cerca y con más detalle todas estas situaciones y que esperan que “cada caravanista se convierta en altavoz” de estas injusticias a su regreso a las ciudades de origen.

La idea es presionar a los responsables políticos para que hagan cumplir los derechos humanos y propicien políticas de atención a los refugiados, que en su opinión no se están dando a pesar de lo que marcan los Derechos Humanos suscritos por todos los países de occidente.

En el apartado de las soluciones, de momento nada más allá de la presión social para que las políticas cambien. Pero tanto Sáez como Ovelleiro han apuntado que en Vizcaya prevén proponer al Gobierno Vasco que permitan a las personas que están dispuestas a acoger refugiados en sus casas, que lo hagan, dado que por el momento es imposible.

Para inscribirse y participar en la caravana hay de plazo hasta el 30 de junio y hay que hacerlo a través de la web abriendo fronteras.