ACNUR repudia las "devoluciones automáticas" de migrantes sobre las que se callan los datos en Ceuta


ACNUR repudia las "devoluciones automáticas" de migrantes sobre las que se callan los datos en Ceuta

- Tanto la Delegación del Gobierno como la Guardia Civil se han negado a concretar cuántos 'rechazos en frontera' se han efectuado en Ceuta tras la "legalización" de las 'devoluciones en caliente'

- La Agencia de la ONU para los Refugiados, "preocupada" por la posible expulsión este jueves a Marruecos desde Melilla de 29 personas de origen subsahariano

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha expresado este viernes su "preocupación" por "la posible devolución automática a Marruecos de un grupo de 29 personas de origen subsahariano que habrían intentado entrar en España por la valla de Melilla este jueves" y por "lo que parece ser una práctica creciente en las ciudades autónomas, donde se han registrado al menos seis incidentes de esta naturaleza desde noviembre de 2015".

Tanto la Delegación del Gobierno en Ceuta como la Guardia Civil se han negado a concretar a Ceutaldia.com desde el mes pasdado, cuando se cumplió un año de la aprobación de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que vino a "legalizar" las 'devoluciones en caliente' como 'rechazos en frontera' cuántos se han efectuado aquí en ese periodo.

ACNUR ha reiterado que la enmienda a la ley de extranjería, aprobada en marzo de 2015 por la que se establecía un régimen especial para Ceuta y Melilla mediante la introducción de la figura del “rechazo en frontera” – y cuya retirada ACNUR había solicitado- "no avala las devoluciones automáticas al hacer referencia expresa a las obligaciones internacionales que debe cumplir España en materia de derechos humanos y protección internacional".

Tanto el Consejo de Europa como otros organismos internacionales coinciden con ACNUR al señalar que "estas prácticas y la interpretación de la enmienda realizada por las autoridades españolas no son acordes con la legislación internacional y europea que expresamente prohíben las expulsiones colectivas y sin garantías". "Estas prácticas", ha destacado en un comunicado, "contrastan con las garantías que las propias autoridades españolas han defendido en Bruselas, con el respaldo de las Cortes españolas, en relación a la aplicación del acuerdo de la Unión Europea con Turquía que incluiría un tratamiento individualizado a toda persona que llega a territorio europeo, asegurando el derecho a pedir asilo".

ACNUR "desconoce" si las personas que intentaron en Melilla alcanzar territorio español "huían de la guerra o la persecución o querían entrar por otros motivos". En todo caso, opina que "la práctica de las devoluciones automáticas impide que se lleve a cabo este tratamiento individualizado y que se identifique adecuadamente a posibles refugiados o a personas con otras necesidades de protección. Las devoluciones automáticas no son la solución para gestionar flujos mixtos en la frontera".

La oficina de ACNUR ha hecho varias propuestas a las autoridades españolas para la puesta en marcha de un mecanismo de identificación de personas en necesidad de protección, coincidentes con los posicionamientos expresados por el Consejo de Europa y el Defensor del Pueblo.

ACNUR reitera la necesidad de "poner fin de forma inmediata" a esta práctica de las devoluciones automáticas y solicita la adopción de un procedimiento "que incluya mecanismos de identificación que respeten los derechos humanos y aseguren el acceso al asilo de quienes huyen de la guerra y la persecución".