ESCUELA SINDICAL CCOO

Ali: “Para Vox y el PP ha sido fácil construir en Ceuta un relato basado en el rechazo al otro"

Ali: “Para Vox y el PP ha sido fácil construir en Ceuta un relato basado en el rechazo al otro"
Ali, durante su intervención en el seminario.
Ali, durante su intervención en el seminario.  

Por sus hechos los conoceréis. Al líder de Caballas, Mohamed Ali, lo identifican al otro lado del Estrecho ahora, sobre todo, por su choque con Vox en el Pleno de finales de enero. Con el vídeo de aquella escena lo han presentado este miércoles en la Escuela Sindical de CCOO, donde ha participado como ponente en un seminario organizado por las secretarías confederales de Empleo y Cualificación Profesional y de Formación Sindical y Cultura del Trabajo de CCOO bajo el título ‘Trabajo y retos de la inmigración’.

"Era necesario enfrentarse aunque las formas sean discutibles porque esto va a más... Vox", ha explicado el localista a los participantes en la cita, "es una bomba de relojería y ahora vamos a tener que declarar en el Juzgado por amenazas y coacciones porque dicen que íbamos a digerir mal su voto en contra de una propuesta de Tratado de Buena Vecindad contra Marruecos obviando sus supuestas conversaciones de Whatsapp instando a la Tercera Guerra Mundial contra los musulmanes porque no respondemos al perfil católico, apostólico y romano que tienen de los españoles".

A partir de ahí, el abogado y diputado autonómico ha vuelto al tema que le traía al foro virtual, una conferencia titulada 'Retos de la inmigración ante el auge de la extrema derecha en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla’ en la que ha intentado desmontar los "mantras" que, a costa de señalar "al otro", a las mujeres marroquíes y los menores extranjeros no acompañados sobre todo, usa "la ultraderecha y la derecha" hasta conseguir hacer de Ceuta una ciudad “propicia para que calen los discursos excluyentes e intolerantes”.

escuela sindical“Para Vox y el PP ha sido fácil construir un relato basado en el rechazo al otro aglutinándolo en la inmigración y la parte de la población local que no cumple con sus estándares de españolismo”, ha lamentado Ali, quien ha advertido que “la ambición soberanista de Marruecos retroalimenta postulados patrióticos mal entendidos en los que la extrema derecha se encuentra muy cómoda”.

La estrategia tampoco es nueva, pues “el GIL también se presentó aquí con un discurso muy anti-inmigración y ‘anti-moro’ y obtuvo mayoría absoluta: todos los males provienen del otro, la delincuencia, los problemas sanitarios, los de Servicios Sociales...”. “Es un caldo de cultivo propicio para conseguir cuotas de poder”, ha contextualizado.

Ali ha rebatido ese discurso “xenófobo” e “intolerante” con dato: "Según el último informe de Interior, este año la presión migratoria real ha caído a niveles de hace una década, por lo que el alarmismo con el que Vox pregunta en las Cortes Generales siempre con connotaciones negativas no es real”, ha detallado antes de poner de relieve que “el papel de los medios es crucial para acabar con falsos estereotipos y construir un nuevo concepto de ciudadanía diverso y plural: si la prensa da titulares tendenciosos y sesgados que no se corresponden con la realidad sobre las personas migrantes y los menores extranjeros se alimenta ese caldo de cultivo que solo genera confrontación”.

Argumentos "muy perversos"

"Otro argumento", ha proseguido, "muy perverso pasa por que para camuflar la fobia al otro se quiere reducir todo a una cuestión económica, aunque hablar de las personas como números dice mucho de quien lo hace, como si no fueran seres humanos con derechos”. En ese sentido, ha desmentido que el número de partos de mujeres extranjeras que se atienden en el Hospital pueda “quebrar” la Sanidad en Ceuta o que los menores extranjeros no acompañados “nos cuesten once millones cuando la cifra real no pasa de 5,5 y tenemos una transferencia directa del Estado que debería ser superior y que llega a 2,3”.

“El papel de los medios es crucial para acabar con falsos estereotipos y construir un nuevo concepto de ciudadanía diverso y plural"

"Hay que imaginarse", ha llamado a ponerse en la piel de Ceuta, "el impacto de decir que los menores migrantes solos nos cuestan 11 millones con las tasas de paro, la pobreza y otros condicionantes de esta ciudad”. “Pese a la realidad de los hechos la extrema derecha, ahora focalizada en Vox pero con rasgos de los que también ha pecado el PP, ha utilizado dos falacias como mantras para aglutinar su discurso xenófobo: las mujeres embarazadas extranjeras y los menores extranjeros no acompañados”, ha incidido

Para combatir esta deriva es fundamental, desde su punto de vista, “acabar con el racismo institucional que se difunde directa o indirectamente con discursos gubernamentales que queriendo o sin querer fomentan la xenofobia al vincular la crisis a la inmigración y, además, lo que es peor, alimenta el racismo cotidiano”.

También poner recursos para minorar el “choque cultural muy importante que hay en la práctica profesional de los trabajadores de todos los ámbitos con los migrantes”. “La buena voluntad no es suficiente, es necesario tener competencias para comprender la diversidad”, ha alertado.

Ali: “Para Vox y el PP ha sido fácil construir en Ceuta un relato basado en el rechazo al otro"