MOVILIZACIÓN SOCIAL

Caminando Fronteras exige a los Gobiernos desde Ceuta cambios legales que faciliten y respeten las migraciones

Caminando Fronteras exige a los Gobiernos desde Ceuta cambios legales que faciliten y respeten las migraciones
Portavoces de Caminando Fronteras en Ceuta.
Portavoces de Caminando Fronteras en Ceuta.  

La iniciativa Caminando Fronteras ha desembarcado este martes en Ceuta para revindicar y exigir desde el corazón de la Frontera Sur cambios legales a los Gobiernos de España y la Unión Europea para acabar con lo que no dudan en calificar de “asesinatos” en la frontera sur. Medidas que en la práctica suponen facilitar y respetar a los migrantes.

La caravana que parece haber cogido músculo y que reunía esta tarde en los jardines de la Argentina a un centenar largo de personas reclamando estos derechos bajo el lema general “no más sueños ahogados”, escrito en Castellano y en Euskera, ha puesto voz a las demandas de los migrantes.

Una de sus portavoces, Belén Chaparro ha repasado la lista de exigencias a los Gobiernos para que dejen de “ser cómplices” de los “asesinatos” que se producen en la frontera sur, según las palabras de su compañera, Mar Rodríguez.

Así, la plataforma reclama ”acabar con las devoluciones en caliente contrarias al Derecho Internacional. Vías legales y seguras para las personas en tránsito. Garantizar sus derechos en los países receptores evitando los abusos, la explotación, la trata y el tráfico de personas. Protección para las y los menores en Ceuta y Melilla; que se garanticen sus derechos y su atención; que se evite la violencia, el abandono y las devoluciones ilegales a las que son sometidos. Políticas de acogida dignas y efectivas. Cierres de CIES y el desarrollo de alternativas a las expulsiones colectivas y con especial atención a la integración de esas personas en nuestro país. Procesos de regulación para todas las personas que se encuentran en situación administrativa irregular. Garantizar las reagrupaciones familiares. Acceso a las oficinas de asilo. Ratificar el convenio internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y sus familiares. Justicia y reparación para las víctimas del Tarajal”.

Además han denunciado la situación de los nuevos CATE y pedido respuesetas y apoyo para sus compañeros de Caravana Migranti, volcados en que las madres encuentren a sus familiares desaparecidos en las fronteras.

Mar Rodríguez ha puesto encima de la mesa lo que considera una “propuesta absolutamente revolucionaria”: “No dejarnos llevar por la lógica del sistema, que pretende que seamos enemigas personas que no lo somos; que se consideren extranjeras personas a las que no consideramos extranjeras y que se obvien las muertes y las desapariciones tanto en la frontera sur como en otras, como si no fueran seres humanos los que desaparecen delante de nuestras narices”.

Rodríguez ha insistido en culpar por inacción a los Gobiernos de cada muerte que acontece en el movimiento migratorio al atravesar o intentar hacerlo las fronteras que dan acceso a Europa.

“Las personas responsables de estos asesinatos nunca son juzgadas; nunca son condenadas y desde su impunidad se permiten no hacer cambios. Los gobiernos, sean del signo político que sean, que no hagan cambios en las políticas migratorias son cómplices de los asesinatos que está habiendo en frontera sur, en frontera norte o en cualquiera de las fronteras”, ha arengado.

caminando fronteras 2019caminando fronteras 2019 03

En ese sentido, tanto Chaparro como Rodríguez han insistido en la necesidad de seducir al resto de la ciudadanía para que “sienta la ternura y la solidaridad y el dolor que sentimos nosotros” y así se presione por la fuerza popular para forzar el cambio de esas leyes en la dirección de sus exigencias.

Rodríguez además he hecho especial hincapié en demandar soluciones para “los niños, niñas y adolescentes, no menores, que están situación de calle en Ceuta”. Una situación que algunos de ellos mismos, presentes en la reunión han relatado y denunciado micrófono en mano en el turno de preguntas. Así alguno ha contado que sufren de forma habitual “palizas” por grupos de residentes en Ceuta y han pedido a las autoridades que hagan algo, que tomen cartas en el asunto para acabar con su situación de desamparo en la calle. También ha habido incluso tiempo para denunciar la actitud de la Monarquía en Marruecos hacia ese colectivo, alusión incluida al nuevo yate del Rey. Y en líneas generales una queja por la criminalización que sufren ante cualquier hecho delictivo que acaba por atribuírseles a ellos.

Bajo el paraguas de Caminando Fronteras se reunen más de 100 entidades y oenegés que trabajan de forma habitual en diferentes partes del país con el colectivo migrante.