AMENAZA DE HUELGA

La plantilla del cáterin del CETI urge a la Administración a obligar a la empresa a "cumplir"

La plantilla del cáterin del CETI urge a la Administración a obligar a la empresa a "cumplir"
Imagen de los concenrados ante las puertas del CETI.
Imagen de los concenrados ante las puertas del CETI.  

Los 28 trabajadores que trabajan en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Ceuta para la concesionaria del servicio de elaboración y reparto de comida a las 450 personas que actualmente están acogidas en sus instalaciones han efectuado este martes un paro de una hora de duración como paso previo a la convocatoria de una “huelga indefinida” si no cobran ya la paga extraordinaria de julio que deberían haber percibido el lunes de la semana pasada, 15 de julio.

El personal ha denunciado que la falta de liquidez de la empresa 'Dulcinea Nutrición' impide hacer los menús prescritos en los pliegos del concurso que ganó en primavera. La delegada del Gobierno aseguró este lunes que el Ministerio de Trabajo le ha dado “un ultimátum”, pero empleados y sindicalistas han reclamado que vaya más allá, que se cerciore de que la compañía "cumple" y que, si es reemplazada, se asegure de que sea reemplazada por otra capaz de hacer frente a todas sus obligaciones.

La plantilla se ha concentrado de 12.00 a 13.00 horas ante las instalaciones del CETI junto a los secretarios generales de FeSMC-UGT y FSC-CCOO en Ceuta, Ramón Sánchez y Emilio Postigo, para exigir a la Administración que intervenga ante el conflicto laboral desatado porque “cobramos mal y tarde y no podemos dar las comidas porque no recibimos mercancía”, según ha indiciado la delegada sindical Bibiana Navarro.

Sánchez y Postigo han adelantado que los impagos terminarán en una “huelga indefinida” del servicio para forzar al Ministerio a conseguir que “no se permita que vengan empresas a incumplir Convenios Colectivos, a no pagar a los trabajadores y a faltar a sus obligaciones”. “La compañía solo ha alegado que el índice de ocupación del CETI es muy bajo”, ha apuntado el ugetista pese a que el centro alberga a 450 personas cuando su capacidad máxima operativa está cifrada en 512 plazas.

Mateos indicó este lunes que “en mayo pedimos a esta empresa que si no podía cumplir no licitase otra vez, pero lo hizo y en vista de que sigue habiendo incumplimientos he contactado con la Secretaría General de Inmigración, que ha dado un ultimátum: o lo solventa rápidamente o habrá que cambiar por otra empresa". Sánchez ha "agradecido" ante el CETI la implicación de la delegada para resolver el problema.

'Dulcinea Nutrición', de Castilla-La Mancha, se hizo con la adjudicación del servicio por un plazo de dos años por 2,8 millones de euros, pero su personal en Ceuta ha denunciado que actualmente “si tenemos que hacer un potaje no hay nada para echarle, ni patatas ni zanahorias; si toca cocinar hamburguesas no hay carne; si la guarnición debe ser de ensalada hay que recurrir a arroz o lo que quede...”.