D

Más de la mitad de los ceutíes con entre 20 y 35 años siguen viviendo con sus padres

Más de la mitad de los ceutíes con entre 20 y 35 años siguen viviendo con sus padres
Jóvenes paseando por la calle./archivo
Jóvenes paseando por la calle./archivo  

Casi 10.110 jóvenes caballas con entre 20 y 35 años sigue viviendo con progenitores. La tasa de emancipación juvenil de la ciudad está veinticinco puntos por debajo de la media nacional. Quienes se han ido del hogar familiar lo han hecho, sobre todo, a una vivienda en propiedad.

La tasa de emancipación de la población joven de Ceuta, capital europea del paro juvenil, con un mercado de vivienda exiguo y escasas o nulas ayudas o políticas de construcción de casas para ese colectivo, se ha vuelto a situar por encima del 50%, Concretamente el 52,8%, veinticinco puntos por debajo de la media nacional, de los caballas con entre 20 y 35 años no han podido (o querido) todavía montar su propio hogar.

El Observatorio de Emancipción, como con tantas otras estadísticas, no da datos completos o advierte que pueden estar muy sesgados para las ciudades autónomas.

Sí los ha aportado este martes el Gobierno central en su respuesta a una pregunta parlamentaria de varios diputados socialistas. Para dibujar el mapa de emancipación local, se remite a la Encuesta Continua de Hogares (ECH) del Instituto Nacional de Estadística (INE), que estudia la composición de los hogares y ofrece datos a uno de enero de cada año.

Tras cruzar sus resultados con los del Censo de Población, el Ejecutivo de Rajoy estiman que al cierre del año pasado eran 10.109 los hijos ceutíes no emancipados, un 52,8% del total de 19.144 jóvenes empadronados en la ciudad.

La mejor tasa de emancipación local del último cuatrienio se alcanzó en 2014, cuando era un 46,5% el porcentaje de quienes seguían compartido casa con progenitores con entre 20 y 35 años. Se ha tomado el número de personas con esa edad cuya situación en un hogar es la de hijos ya sea con sólo el padre, la madre o ambos. No están incluidas, por tanto,quienes conviven solo con otros parientes con los que no forman núcleo familiar: abuelos, tíos, hermanos, sobrinos o no parientes.

Por otro lado, para responder al régimen de tenencia de la vivienda de los mayores de edad emancipados se ha partido del número de personas de entre 18 y 35 años que no conviven con ninguna persona mayor de 35 años. No se consideran, por tanto, situaciones como parejas en las que uno de los miembros es mayor.

Dentro de este colectivo, el 64,6% de los jóvenes emancipados en Ceuta habitan en una vivienda en propiedad, el 22,2% lo hace de alquiler y un 13,2% en una cedida.