El remedio al caos fronterizo ante el CEIP Príncipe Felipe resulta casi peor que la enfermedad

El remedio al caos fronterizo ante el CEIP Príncipe Felipe resulta casi peor que la enfermedad
Imagen, este lunes, de la protesta.
Imagen, este lunes, de la protesta.  

- Un centenar de padres, madres y niños escolarizados en el colegio cortan durante una hora el tránsito por la frontera, con los consiguientes atascos en media periferia, por la demolición de las escaleras que conectaban el centro con el Tarajal

- Los movilizados exigen que se reconstruya el acceso directo desde la rotonda mientras se baraja una pasarela-puente o un ascensor como alternativas


Un centenar de padres y madres de alumnos y niños escolarizados en el Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Príncipe Felipe han mantenido cerrada durante cerca de 60 minutos a primera hora de la tarde de este lunes la frontera del Tarajal exigiendo a la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma y al Ejecutivo local “alternativas” a las escaleras demolidas este fin de semana que conectaban directamente la Carretera Nacional y la rotonda anexa al paso fronterizo con el colegio.

Las instituciones y las Fuerzas de Seguridad decidieron el pasado miércoles cerrar ese paso hacia el centro educativo para intentar evitar que los miles de porteadores marroquíes que cada día entran en Ceuta para llevar todo tipo de mercancías en voluminosos bultos sobre sus espaldas transitasen ante el colegio, sobre todo a las horas de entrada y salida de los estudiantes.

Delegación y Ciudad tomaron esta determinación, que este pasado fin de semana se materializó en la demolición de las escaleras, después de que la comunidad educativa del CEIP Príncipe Felipe se movilizase contra el “caos” existente en todo el entorno de la frontera del Tarajal, donde el Ministerio del Interior está construyendo un nuevo paso específico para los trabajadores transfronterizos porteadores que no estará abierto hasta enero.

El aumento registrado durante los últimos “meses” en el número de marroquíes que entran en Ceuta para realizar ese trabajo, cifrado en “más de 5.000” por el delegado del Gobierno, colapsa el puente del Biutz, de uso exclusivo para ese colectivo, con lo que los porteadores se dispersan en busca de una salida alternativa.

Esta mañana las escaleras ya no estaban y los ánimos se han ido caldeando a fuego lento durante toda la mañana. El presidente vecinal del Príncipe Felipe ha encontrado las puertas de la Delegación cerradas y, pasado el mediodía, un grupo de madres y padres ha decidido plantar pie en pared ante una obra que ha dejado sin salida directa a la frontera a los aproximadamente cien alumnos residentes en Marruecos que están escolarizados en ese colegio y a sus padres, que ahora se ven obligados, si no quieren trepar por las colinas monte a través, a dar cerca de un kilómetro de rodeo “sin aceras ni pasos de cebra”.

 

Este martes, nuevas protestas

El grupo se ha apostado pasadas las 14.00 horas, nada más terminar la actividad lectiva, y ha exigido durante casi 60 minutos que compareciese el delegado del Gobierno, Francisco Antonio González Pérez, o se retomase “de inmediato” la reconstrucción de las escaleras, cuya falta también deja semi aisladas a varias familias residentes en la zona.

Con el titular de la institución de la Plaza de los Reyes ya en Madrid, las iras de los concentrados no se han aplacado hasta que la Guardia Civil les ha convencido de la necesidad de desatascar la carretera (y, con ella, media periferia), aunque este martes a las 9.00 horas, casi al mismo tiempo que se prevé la llegada del secretario de Estado para la UE al Príncipe Alfonso, volverán a movilizarse, según han anunciado.

El presidente de la Junta de Personal Docente No Universitario, Juan Luis Aróstegui, y su homólogo de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (FAMPA) de Ceuta, Mustafa Mohamed, han criticado en declaraciones a Ceutaldia.com que Ciudad y Delegación acometiesen la obra “deprisa y corriendo, sin pensar en los perjudicados ni en posibles alternativas”.

La Administración local estudia ahora posibles soluciones para corregir el problema creado. Entre las que se han barajado este lunes sobre el terreno está habilitar una pasarela-puente por el mismo espacio o al lado de las viejas escaleras e incluso la instalación de un ascensor similar al de la playa de La Ribera.

La concentración en pleno vial ha transcurrido sin incidentes más allá de la crispación de algunos de los movilizados. Sólo cuano se disolvía un puñado de personas la ha emprendido contra las vallas que custodiaban el barranco abierto en las antiguas escaleras, lo que ha llevado a la Policía Nacional a desplegar un buen número de antidisturbios por la zona.

 

Lea también:

- CEAPA se opone desde Ceuta a que el PP convierta las aulas públicas en "escuelas para residuales"

- "Lo peor" del Tarajal es, para CCOO, que los niños vean a diario "a ancianos apaleados por policías"

- El delegado atribuye los tumultos fronterizos a que desde hace meses llegan "5.000 porteadores más"

- Un muro y más control policial, respuesta institucional a los tumultos ante el colegio del Príncipe

- Padres de alumnos y porteadoras protestan juntos ante el CEIP Príncipe Felipe por el caos fronterizo