La rotura de un manguito de una fregadora de Trace en Camoens provoca alguna caída


La rotura de un manguito de una fregadora de Trace en Camoens provoca alguna caída

- La empresa tilda la avería de común, mientras que algunos lectores aseguran que la semana pasada ya se repitió este incidente

- Nada más detectar la rotura y la fuga de aceite se esparció sepiolita, material absorbente, para evitar más caídas

La rotura de un manguito de una de las máquinas fregadoras que utiliza Trace para limpiar las calles del centro ha provocado algún que otro susto y caída (al menos cuatro, según algunos lectores) este lunes por la mañana en la calle Camoens.

Según han reconocido fuentes de la propia empresa a la máquina se le rompió un manguito y derramó sobre el pavimento parte del aceite del motor lo que, a pesar de que se actuó con rapidez, una vez que el propio operario se dio cuenta, ha provocado alguna caída a los peatones que a esa hora transitaban por la céntrica vía.

La empresa procedió casi de inmediato a secar las manchas con sepiolita, un material absorbente que una vez secada la mancha se retira y se recoge dejando la calle en buen estado. A ese momento corresponden las imágenes que algunos lectores nos han hecho llegar.

A pesar de la celeridad en la reacción la calle permaneció en ese estado algún tiempo e impracticable y no se pudo evitar que algunos peatones dieran con sus huesos en el granito.

Según la empresa, la rotura del manguito es una avería bastante común e indetectable antes de que suceda. Aunque, al parecer no es la primera vez que a Trace le sucede algo parecido.