ESTE VIERNES

Ceuta llevará a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático el caso del alga asiática invasora

Ceuta llevará a la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático el caso del alga asiática invasora
Imagen cedida por el Gobierno de la Ciudad de los estudios realizados.
Imagen cedida por el Gobierno de la Ciudad de los estudios realizados.  

La actividad está organizada por la Ciudad Autónoma en colaboración con el Laboratorio de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, que expondrán en este foro mundial los resultados de la Red de Estaciones Centinelas sobre la expansión y la merma de la fauna autónoma del Estrecho de Gibraltar a causa de la Rugulopteryx okamurae.


 


La Ciudad Autónoma de Ceuta estará presente en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 25) que, organizada y presidida por Chile, se desarrollará en Madrid hasta el próximo 13 de diciembre. Así, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha organizado una actividad, en colaboración con el Laboratorio de Biología Marina de la Universidad de Sevilla, en la que se expondrá los resultados de la Red de Estaciones Centinelas sobre la expansión y la merma de la fauna autóctona del estrecho de Gibraltar por parte del alga asiática invasora Rugulopteryx okamure.

La intervención de Ceuta en la COP 25 fue propuesta por el Área de Medio Ambiente al Ministerio de Transición Ecológica en el transcurso del Pleno de la Conferencia Sectorial convocada en la sede del Ministerio, al objeto de preparar la celebración y organización en Madrid de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climática. La propuesta de actividad, organizada y remitida desde la Ciudad, ha sido incluida en la agenda de la Conferencia y publica en su web oficial.

Dicha ponencia tendrá lugar este viernes desde las 11.00 horas y en ella participará el director general de Medio Ambiente, Alfonso Conejo, junto a personal del Laboratorio de Biología Marina de la Universidad de Sevilla. En concreto, los biólogos ceutíes Enrique Ostalé Valriberas y Juan Sempere. A través de esta mesa redonda podrán contribuir representantes de países del Mediterráneo, así como personas o entidades interesadas en el establecimiento de una red de vigilancia ambiental coordinada y en constante expansión.

La actividad está enfocada a responder al reto de la COP 25 “¿Cómo contribuye tu organización a un planeta neutro en carbono y resiliente al clima en 2050”. Teniendo en cuenta que el mar Mediterráneo es uno de los enclaves de mayor biodiversidad del mundo, durante los últimos diez años han sido instalados una serie de puntos de monitorización en hábitats coralígenos para la detección y cuantificación de diferentes clases de alteraciones medioambientales. Uno de los objetivos primordiales ha sido, además, elaborar un protocolo de vigilancia ambiental.

Con esta ponencia, se pretende visibilizar el fenómeno a nivel mundial, y corroborar que la metodología desarrollada en la Red de Estaciones Centinela es útil y extrapolable a otros litorales marinos del mundo. La colaboración entre la Ciudad y el Laboratorio de Biología Marina, a través de Obimasa, demuestra que es posible diseñar y llevar a cabo un sistema científico de ayuda a la toma de decisiones y la gestión de Áreas Marinas Protegidas y sus zonas aledañas.

Conejo, en la delegación española en la COP 25

El director general de Medio Ambiente, Alfonso Conejo, ha sido designado por la Secretaría de Naciones Unidas para formar parte de la delegación oficial española en la Convención marco sobre el Cambio Climático que se está celebrando desde el pasado 2 de diciembre con el objetivo de encontrar vías para reforzar el cumplimiento del Acuerdo de París.

El propósito de la representación ceutí, además de visibilizar en el foro mundial la importancia y la situación geoestratégica de la ciudad autónoma, es poner de relieve la coyuntura actual para orientar la acción medioambiental hacia la superación de diferencias entre naciones. Otro de los propósitos es enfatizar la situación y la necesidad de preservar nuestros mares y océanos y garantizar la seguridad y la protección marítimas.

De igual modo, se pretende también explorar oportunidades de crecimiento e innovación para Ceuta, a través de nuevos sectores de economía verde, teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece hoy la ciencia y la tecnología.