CULPABLES: LOS INCÍVICOS

La Ciudad admite que no se hace la recogida selectiva "al cien por cien", algo "imposible" por la falta de civismo

La Ciudad admite que no se hace la recogida selectiva "al cien por cien", algo "imposible" por la falta de civismo
Foto denuncia de operarios de TRACE mezclando residuos de la recogida selectiva.
Foto denuncia de operarios de TRACE mezclando residuos de la recogida selectiva.  

“Si, tenemos conocimiento y no, no hemos tomado medidas, es imposible”. Así respondía el consejero de Medio Ambiente, Fernando Ramos, a la interpelación del grupo parlamentario socialista sobre las imágenes de operarios de TRACE mezclando todos los contenedores de recogida selectiva en un solo camión. Denuncia que no solo no negó Ramos sino que disculpó asegurando que “el reciclaje al cien por cien es imposible, se puede paliar, pero ponerle fin es desgraciadamente imposible, como es imposible acabar con la polución”.

Un imposible que tiene culpables: los ciudadanos, al menos aquellos que depositan residuos orgánicos en los contenedores de vidrio o papel, “y ese contendor ya no se puede reciclar, imposible”. La única solución, admite, son medios disuasorios que impidan que se depositen residuos ajenos al contenedor, para lo que se renovarán 95 contenedores, además de campañas de concienciación y divulgación. “Por ahí empieza el compromiso de todos los ciudadanos”, apuntaba Ramos.

Desde el PSOE, su portavoz urge a poner en marcha esas campañas de concienciación y divulgación y a aumentar el número de contenedores. “El primero que se lo tiene que creer es usted”, animan.