La Ciudad prevé contar con dos coches eléctricos y dos puntos de recarga en la calle en pocos meses


La Ciudad prevé contar con dos coches eléctricos y dos puntos de recarga en la calle en pocos meses

- La Administración local ha recibido una propuesta de una comercializadora para introducir los vehículos a pilas en Ceuta empezando por el sector público y a coste cero para las arcas municipales

- Carreira cree que el automóvil no contaminante puede ser idóneo para empresas o particulares en un espacio de reducida superficie por su autonomía (entre 100 y 200 kilómetros) y reducido coste energético

La Consejería de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Gobierno de Ceuta prevé cerrar en breve un acuerdo con una empresa comercializadora que le permita disponer “antes del próximo verano” de dos vehículos exclusivamente eléctricos “a coste cero” al servicio del sector público y de otros tantos puntos de recarga rápida (entre 20 minutos y una hora) en la vía pública.

Según Emilio Carreira, la Ciudad está "abierta a recibir propuestas como las que nos han llegado para introducir y dar a conocer una tecnología cuyo precio ya no dista tanto como antes del de los automóviles que se mueven con combustibles tradicionales y que tienen múltiples ventajas para el común de la ciudadanía como que no generan contaminación de ningún tipo y para el usuario como su coste, entre 1 y 1,5 euros al día para hacer una recarga que dé autonomía para toda la jornada”.

La ubicación de los puntos de recarga, que reduce notablemente el tiempo de reposición de las baterías en un domicilio particular (hasta ocho horas), todavía no ha sido concretada pero tiene pocas limitaciones más allá de las que impone la cercanía de un equipo transformador.

La comercializadora interesada en hacer la inversión ganaría, a cambio, la posibilidad de dar a conocer de primera mano a empresas y particulares un sector, el de los vehículos eléctricos, que al margen de sus bondades medioambientales ofrece un producto “que puede encajar muy bien en un territorio de escasa superficie como el nuestro en el que no se recorren grandes distancias cada día”, ha apuntado Carreira.

Los vehículos exclusivamente eléctricos tienen una autonomía que habitualmente oscila entre entre los cien y los 250 kilómetros. Las ventas de eléctricos e híbridos en España no alcanzan el 2% (unas 20.000 unidades),según el informe de matriculaciones del año 2015, muy lejos del diésel (62,9%) y la gasolina (35,1%).

El Plan de Impulso a la Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas (MOVEA) contempla unas ayudas que oscilan entre 2.700 y 5.500 euros según la autonomía del auto. Para los que puedan recorrer de 15 a 40 kilómetros con una carga de sus baterías (la mayoría de vehículos con mecánica híbrida enchufable), se ofrecen 2.700 euros; para los que oscilen entre 40 y 90 kilómetros, un abanico en el que se encuadran los más capaces, 3.700, y, para los que superen los 90 de duración, que son todos los eléctricos puros, se llega a 5.500. Las aportaciones económicas pueden solicitarse hasta el 15 de octubre.

Múltiples ayuntamientos de toda España llevan ya años apostando por los vehículos eléctricos. Hace cuatro años, Vigo incorporó las primeras unidades como “un símbolo para que la ciudad asuma colectivamente la conciencia de la importancia del medioambiente y de la lucha contra el cambio climático”.

La alianza público-privada tampoco es una novedad: Endesa y el Ayuntamiento de Sevilla, por ejemplo, han pactado instalar al menos tres puntos de recarga de vehículos eléctricos en la ciudad. Con el de Barcelona la misma compañía se ha unido en un proyecto para el desarrollo y la promoción del vehículo eléctrico.