CHG

El Estado invertirá casi tres millones en prevenir inundaciones en Andalucía, Ceuta y Melilla

El Estado invertirá casi tres millones en prevenir inundaciones en Andalucía, Ceuta y Melilla
Vista aérea del pantano del Renegado
Vista aérea del pantano del Renegado  

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente gastará casi tres millones de euros en la primera fase del plan de gestión del riesgo de inundación en las demarcaciones hidrográficas del Guadalquivir, Ceuta y Melilla, un servicio que acaba de licitar y cuya resolución ha sido publicada este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Con ello, Medio Ambiente cumple con la Directiva de Inundaciones y el real decreto 903/2010, que establece la necesidad de que se elabore una nueva cartografía de zonas inundables basándose en la revisión de los estudios hidrológicos existentes y en los nuevos trabajos de prevención.

El objetivo de esos trabajos, que tienen un plazo de ejecución de 24 meses, es impulsar la implantación y el seguimiento del plan de gestión del riesgo de inundación y revisar la Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación (EPRI) y los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de las cuencas del Guadalquivir, Ceuta y Melilla.

Los trabajos a realizar incluyen la recopilación y el análisis de la información disponible, en particular la relativa a la incidencia del cambio climático en el riesgo de inundación y a la relacionada con la transformación del territorio, debido a la ejecución de infraestructuras y el desarrollo urbanístico.

También se llevará a cabo la revisión y la elaboración de estudios hidrológicos e hidráulicos, y la generación de cartografía de zonas de riesgo potencial de inundación, la revisión de los mapas de peligrosidad y riesgo, la redacción de proyectos de infraestructuras verdes y restauración forestal recogidos en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación del Guadalquivir, Ceuta y Melilla así como la identificación y la elaboración de un inventario de infraestructuras de defensa actualmente existentes.

Asimismo, se identificarán y se estudiarán al detalle tramos con insuficiente drenaje transversal y se elaboraran informes de seguimiento sobre el grado de implantación del Plan, así como un informe final y la organización de jornadas que ayuden a su divulgación, todo ello con el fin de lograr la definición y ejecución de actuaciones coordinadas y ordenadas para reducir las consecuencias negativas de las inundaciones.