TEMPORAL

Rachas de viento de más de 80 kilómetros por hora obligan a cerrar todas las pistas deportivas de la ciudad

Rachas de viento de más de 80 kilómetros por hora obligan a cerrar todas las pistas deportivas de la ciudad
Imagen de Recinto Sur.
Imagen de Recinto Sur.  

Protección Civil aconseja retirar de los balcones y azoteas todos los objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente; comprobar antenas, toldos, andamios y vallas publicitarias y reforzarlas en caso de que sea necesario; y evitar los desplazamientos por carretera.


La Consejería de Turismo y Deporte ha decretado este lunes el cierre de todas las pistas deportivas de la ciudad y en función de la evolución meteorológica en la jornada de este martes se decidirá la reapertura de las mismas. Este cierre abarca tanto a las pistas del Parque Urbano Juan Carlos como a las de las barriadas, así como los campos de fútbol del 54 y José Benoliel. 

Asimismo, se ha procedido al cierre, por precaución, de la escuela de waterpolo del CN Caballas. Durante este lunes la Agencia Estatal de Meteorología ha registrado rachas de viento de hasta 81 kilómetros por hora poco antes de mediodíaen la ciudad autónoma.

El Área de Coordinación de Emergencias (ARCE)-Protección Civil recomienda seguir una serie de medidas de seguridad para evitar posibles accidentes que pueden causar los avisos activos por fuerte viento y fenómenos costeros adversos. Ante situaciones de este tipo, se aconsejar evitar las actividades al aire libre, así como cualquier actividad deportiva relacionada con la pesca, náutica u otro deporte similar; evitar pasear por zonas donde rompen las olas y cerca de construcciones en mal estado. También se desaconseja coger el vehículo.

Para prevenir las consecuencias de los fuertes vientos, ARCE-Protección Civil aconseja el cierre de puertas y ventanas, retirar de los balcones y azoteas todos los objetos que puedan caer a la calle y provocar un accidente; comprobar antenas, toldos, andamios y vallas publicitarias y reforzarlas en caso de que sea necesario. Además, y para evitar riesgos innecesarios, es aconsejable evitar los desplazamientos por carretera y, en caso de hacerlos, extremar las precauciones. También es recomendable mantenerse informado tanto de la predicción meteorológica como del estado de la situación.

De igual modo, se recomienda evitar caminar por zonas arboladas, alejarse de muros, grúas, andamios o demás estructuras que puedan ser derribadas por el viento; procurar alejarse de la costa para evitar ser golpeado o arrastrado por la acción de las olas; circular despacio y con precaución ante la posible presencia de obstáculos en la vía o golpes de viento que puedan hacer perder el control del vehículo, especialmente en los adelantamientos. En caso de emergencia, el teléfono operativo es el 1-1-2.

Ante temporales marítimos, se desaconseja el baño en playas con bandera roja y en las zonas donde haya fuerte oleaje y resaca y prescindir de realizar prácticas deportivas y náuticas en las zonas afectadas por mar de fondo. En el caso de percibirse cierto oleaje, se recomienda no permanecer cerca del mar, ni acercarse aunque este se calme de repente. Asimismo, deben evitarse la realización de viajes en barco o consultar con las compañías navieras la cancelación del servicio antes de salir.

En el caso de caída al mar, se aconseja apartarse del lugar del impacto de las olas. Si se es arrastrado por el oleaje, ARCE-Protección Civil aconseja calma y no nadar a contracorriente. Por lo general, las corrientes costeras pierden intensidad en otros tramos y es ahí donde se debe nadar.