NUEVO REGLAMENTO

La Asamblea abrirá el Pleno a la iniciativa popular y al debate de propuestas ciudadanas

La Asamblea abrirá el Pleno a la iniciativa popular y al debate de propuestas ciudadanas
Imagen de archivo de un Pleno.
Imagen de archivo de un Pleno.  

El último borrador del nuevo Reglamento de la Cámara se propone “establecer los cauces idóneos para promover la participación de la ciudadanía en el proceso de adopción de las decisiones políticas relevantes”. Para llevar una propuesta al Pleno habría que conseguir el apoyo de mil empadronados. Para promover un anteproyecto de Reglamento, el respaldo del 10% del censo.

Poco más de dos años después de la publicación en el BOCCE del vigente, la Asamblea prepara un nuevo Reglamento. En el borrador cerrado esta Navidad se recoge entre los objetivos del Preámbulo el “establecer los cauces idóneos para promover la participación de la ciudadanía en el proceso de adopción de las decisiones políticas relevantes”.

Si sus inquietudes no encuentra eco en la acción parlamentaria, cualquiera podrá promover una iniciativa con posibilidad de llegar a ser debatida en la Cámara autonómica.el téxto recoge que la ciudadanía “podrá someter a la consideración del Pleno de la Asamblea propuestas que considere de interés general” siempre, eso sí, que se cumplan varios requisitos.

Primero, “las iniciativas deberán ser presentadas en el Registro General de la Ciudad avaladas por la firma de al menos 1.000 ciudadanos o ciudadanas empadronados en Ceuta”. Las firmas deberán ser autentificadas, a cuyos efectos “bastará con que se aporten fotocopias de los DNI de los o las firmantes para que la Secretaría del Pleno pueda comprobar y dar fe de su inscripción en el Padrón Municipal de Habitantes”.

En el escrito de presentación, además del contenido de la propuesta, en el que “deberá constar expresamente el texto del acuerdo que se pretende debatir y votar”, deberá figurar la identidad de la persona encargada de exponerla ante el Pleno.

La propuesta tendrá que ir acompañada de un informe previo de legalidad emitido por la Secretaría del Pleno y otro de la Intervención “cuando de ella se derivaran derechos u obligaciones económicas”. Si prospera, la Mesa Rectora incluirá la propuesta en el Orden del Día del Pleno ordinario correspondiente al mes siguiente al que se presente. Solo podrá incluirse  una propuesta ciudadana por sesión resolutiva.

El proponente dispondrá de diez minutos para exponer sus argumentos y cada Grupo, en orden de mayor a menor representatividad, de otros tantos para fijar su posición. El debate concluirá con la participación del portavoz gubernamental como paso previo a la votación.

Iniciativa popular

Por oro lado, el nuevo Reglamento prevé que los ceutíes podrán ejercer la iniciativa popular “presentando anteproyectos de reglamentos en materias de competencia de la Ciudad”. Deberán suscribirse por “al menos el 10% del censo electoral de las últimas elecciones locales”, algo más de 60.000 personas en 2015, y posteriormente tendrán que ser “aceptadas o rechazadas por el Ilustre Pleno de la Asamblea”.

En el caso de que se acepte la iniciativa, el anteproyecto se tramitará informado por los servicios de la Consejería correspondiente con dictamen preceptivo de la Secretaría General y paso por Consejo de Gobierno, exposición pública y Consejo de Estado, como se prevé igualmente la tramitación de cualquier Reglamento.

Por último, el borrador contempla que las asociaciones que hubieran participado como interesadas en la previa tramitación administrativa de algún punto del Orden del Día de un Pleno podrán solicitar a la Presidencia de la Comisión a la que corresponda el asunto intervenir en la Sesión Plenaria “con la autorización de aquél y a través de un único representante” para “exponer su parecer durante el tiempo que se señale con anterioridad a la lectura, debate y votación de la propuesta”.