Caballas instará al Pleno de la Asamblea a sumarse a la IV Marcha por la Dignidad


Caballas instará al Pleno de la Asamblea a sumarse a la IV Marcha por la Dignidad

- Proponen exigir una política migratoria basada en el más absoluto respeto a los Derechos Humanos

- “No queremos que nuestra frontera sea un espacio de “no derecho”; no queremos que se inflija un trato humillante y degradante a las personas migrantes”

El próximo sábado, día 4 de Febrero, se celebrará en nuestra Ciudad la IV Marcha por la Dignidad”. Una movilización ciudadana a la que se han adherido más de cincuenta entidades y asociaciones, cuyo objeto es rendir homenaje a las quince personas que fallecían en la Playa del Tarajal el 6 de Febrero de 2014, “mientras nadaban ateridos de frío en la madrugada, sorteando pelotazos de goma, sin socorro ni asistencia alguna”, recuerdan desde Caballas que aprovechará la próxima sesión plenaria para instar a los grupos de la Asamblea a sumarse a la IV Marcha por la Dignidad.

“Aquel día, Ceuta fue la capital del horror. Aquellos hechos se han convertido en un símbolo de las políticas migratorias crueles e injustas, que aplican con terrible frialdad los Gobiernos europeos, incluido el español. Muchas personas nos sentimos entonces avergonzadas”, lamentan desde Caballas subrayando que este homenaje “pretender ser un canto a la defensa de los Derechos Humanos como código ético universal que a todos nos debe vincular. Desde esta premisa, no podemos aceptar, ni ser indiferentes ante una política que trata a los seres humanos como mera mercancía, que no pestañea cuando los mutila en sus concertinas asesinas, o cuando los abandonan a su suerte, aun sabiendo que la muerte los acecha”.

”No queremos que nuestra frontera sea un espacio de “no derecho”; no queremos que se inflija un trato humillante y degradante a las personas migrantes (aunque lo haga un país tercero en nuestro nombre); no queremos exhibir un comportamiento hostil ante la pobreza y la miseria; no toleramos prácticas violentas contra seres humanos necesitados y vulnerables. Queremos construir un más mundo justo, fundamentado en el más absoluto respeto a los Derechos Humanos, en el que ninguna persona sea ilegal, y en el que las políticas migratorias sean la expresión de la solidaridad entre todos los seres humanos”.