Caballas plantea una fórmula para acabar con la creciente polémica anual del calendario laboral

Caballas plantea una fórmula para acabar con la creciente polémica anual del calendario laboral
El 13 de junio, el 5 de agosto, Eid El Kebir y Eid Ul Adha serían festivos locales todos los años sin renunciar a otras fechas.
El 13 de junio, el 5 de agosto, Eid El Kebir y Eid Ul Adha serían festivos locales todos los años sin renunciar a otras fechas.  

- Permitiría que todos los años tuviesen la consideración de festivos los días de San Antonio, la Virgen de África, Eid El Kebir y el Fin de Ramadán

- Parte de la premisa de no trasladar festivos al lunes siguiente cuando caigan en domingo y de no recurrir a la posibilidad legal de prescindir de las festividades de Reyes o Jueves Santo

- El Día de Ceuta tendría la consideración de festivo los ejercicios en los que más de una celebración nacional o local caiga en domingo


Caballas propondrá al Pleno una fórmula fija de elaboración del calendario laboral para acabar con el “agrio debate público” que suscrita este tema “y que lejos de amainar arrecia progresivamente produciéndose cada año con mayor virulencia”. La coalición opina que “no parece muy recomendable someter a una ciudad que está comprometida en mejorar su cohesión social fortaleciendo los lazos de convivencia, a una turbulencia anual que amenaza con desandar lo que con tanto esfuerzo nos afanamos en construir”.

Así, ha trazado las bases de un modelo confección sobre cuatro criterios básicos: 1) no hacer uso nunca de la prerrogativa de sustituir los días festivos de ámbito nacional del 6 de enero y Jueves Santo; 2) “no trasladar al lunes siguiente en ningún caso ningún festivo que caiga en domingo”; 3) considerar siempre como jornadas no laborables locales los días de la Virgen de África, San Antonio, la Pascua del Sacrificio y el Fin de Ramadán; y 4) que el Día de Ceuta se celebre “mediante los pertinentes actos institucionales organizados al efecto” aunque solo aquellos años en los que caigan en domingo “más de una festividad nacional o local” se le dotaría de la consideración de festivo laboral.

Este ‘Modelo de Calendario Laboral’ que se someterá a la consideración del Pleno para que sea “de aplicación automática en cada ejercicio” da un resultado “acomodado a nuestra realidad social con los mecanismos que las normas aplicables contemplan para conciliar todas las sensibilidades culturales presentes de manera significativa en Ceuta desde un irrenunciable respeto a las costumbres y tradiciones populares”.

La iniciativa parte de que nueve festivos (1 de enero; Viernes Santo; 1 de mayo; 15 de agosto; 12 de octubre; 1 de noviembre; y 6, 8 y 25 de diciembre) son “legalmente inalterables”. Únicamente Reyes y Jueves Santo pueden suprimirse pero los localistas asumen que “se trata de fechas muy arraigadas entre los ceutíes”, por lo que también apuestan por declararlas inamovibles.

Dado que no se pueden fijar más de catorce festivos al año y ya habría once marcados quedaría un margen de tres para operar con las cinco fechas que Caballas entiende que “deberían tener la consideración de festivos para reflejar de manera equilibrada la realidad de la ciudad: Virgen de África, San Antonio, Pascua del Sacrificio, Fin de Ramadán y Día de Ceuta”.

Para acomodarlas es imprescindible hacer uso del mecanismo legal que permite “no trasladar al lunes los festivos que caen en domingo”, algo que para los de Mohamed Ali tiene además “una lógica indiscutible” porque “todos los años naturales tienen al menos uno en esa situación, lo que permitiría la inclusión de cuatro festivos locales seguros y el quinto en aquellos años, pocos, en los que son dos los festivos que caen en domingo”.