PP

Casado ve "muy buena idea" gobernar con Cs, pero lamenta que Rivera no pactase en las provincias pequeñas

Casado ve "muy buena idea" gobernar con Cs, pero lamenta que Rivera no pactase en las provincias pequeñas
Casado, con Vivas y Martínez.
Casado, con Vivas y Martínez.  

El presidente nacional del PP reprocha a Ciudadanos y Vox que no aceptasen trazar una estrategia conjunta para "optimizar" cada voto en esas veinte circunscripciones en las que intuye que se va a dirimir "todo" en las Generales del 28 de abril.


El presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha recibido este martes en su quinta visita a Ceuta ("el corazón de España") como una “muy buena idea” la oferta de Albert Rivera para formar, tras las Elecciones Generales del 28 de abril, un Gobierno que sirva para “echar a Sánchez” de La Moncloa, pero ha lamentado que Ciudadanos no aceptase trazar una estrategia conjunta “en las 20 provincias en las que se reparten menos de seis escaños” con el fin de asegurar que no se “pierdan” votos “constitucionalistas de centro-derecha”.

“No entiendo que haya partidos que dicen que no quieren que gobierne Sánchez con Torra y con Iglesias, pero no han querido llegar a ningún acuerdo para evitarlo”, ha lamentado Casado durante el mitin que ha protagonizado en la ciudad autónoma para presentar a los candidatos del PP al Congreso (Guillermo Martínez) y al Senado (Fatima Mohamed y David Muñoz) por Ceuta.

“Me parece muy buena idea”, ha insistido en el Hotel Puerta de África sobre la oferta de Rivera, “para cuando se abran las urnas y contemos los escaños del bloque que no queremos un Gobierno de socialistas, comunistas e independentistas, pero es una pena que durante un mes se haya rechazado nuestra mano tendida y que desde hoy, cuando ya no se puede hacer nada, tengamos que pasarnos el mes de campaña apelando al voto útil, no del miedo sino de unidad, imprescindible para no reeditar esta pesadilla”.

Casado ha puesto de relieve que “todo” se va a dirimir en una horquilla de veinte diputados y en qué partido consiga “la mitad de los últimos diputados de esas 20 provincias en las que para obtener escaño hay que llegar al 15 ó 20 por ciento de los votos”. Esos “diez escaños que pueden ir para un gobierno constitucionalista o a uno de Sánchez con Torra, Puigdemont, Iglesias y Otegi” tendrían, a su juicio, que haber servido para alcanzar un pacto que viniera a “optimizar los votos en las provincias pequeñas para que los restos no engrosen a Podemos o al PSOE”.

Durante su intervención en una acto ante unas 250 personas en el que le ha acompañado el presidente del PP de Ceuta y del Ejecutivo autonómico, Juan Vivas, Casado ha presentado a su partido como una opción “de centro y dialogante” que tiene la “credibilidad” de la que, desde su punto de vista, carece Ciudadanos.

“España atraviesa un momento tan grave en el que las matemáticas y la credibilidad son fundamentales para decidir el voto: nosotros nunca vamos a pactar con el PSOE ni vamos a pedir a Podemos que se incorpore a ningún acuerdo; vamos a hacer frente a la amenaza secesionista como hicimos con Ibarretxe y Puigdemont; y somos el partido”, ha recordado, “que ha creado cinco y tres millones de empleos durante cuatro legislaturas”.

“Yo quiero ofrecer un gobierno”, ha resumido, “que se preocupe de lo que a la gente le importa de verdad y dejar de dividir, de reabrir la historia, de debates estériles para polarizar. Quiero que nos presentemos como el valor seguro al que le dejarías tu coche, la clave de tu tarjeta o a tu hijo pequeño para ir a la farmacia de guardia”.

En relación con Ceuta se ha comprometido a que, si llega a La Moncloa, responderá a problemáticas como la de los menores extranjeros no acompañados (MENA) a la que Vivas ha denunciado que el PSOE está haciendo oídos sordos y ha achacado a los socialistas la generación de un “efecto llamada” que trajo a España en 2018 a “63.000 inmigrantes ilegales, el doble que en 2017 y cuatro veces más que el año anterior”.

“Nos va a tocar volver a arreglar otro desaguisado en tiempo récord y ojalá formemos un gobierno constitucionalista de coalición porque estoy seguro de que vamos a ganar, pero primero hay que votar y contar votos”, ha concluido.