"PUNTO SIN RETORNO"

Ceuta se pone firme ante Marruecos y pide al Gobierno que reaccione ante una “emergencia nacional”

Ceuta se pone firme ante Marruecos y pide al Gobierno que reaccione ante una “emergencia nacional”
Archivo
Archivo  

El Gobierno de Ceuta anuncia que “ante el cambio de actitud de Marruecos” abandona su tradicional prudencia para adoptar una postura de “firmeza y contundencia” poniéndose firme ante el país vecino. El portavoz del Gobierno, Carlos Rontomé, reprocha al Gobierno central su pasividad e inacción ante lo que considera una agresión directa de Marruecos para “asfixiar” a la ciudad que se acerca a “un punto de no retorno para su supervivencia”.

El que solo hace unos meses era socio leal e indispensable en la lucha contra la inmigración ilegal y contra el terrorismo islamista, Marruecos, -mantra que han repetido desde Marlaska a Fernández Díaz y desde Vivas a los sucesivos delegados del Gobierno- ahora maniobra para llevar a la ciudad autónoma hacia la asfixia con el cierre de Tarajal II y la avalancha de menores marroquíes migrantes. Todo ello, como sucediera tras el cierre unilateral de la aduana de Melilla, con el consentimiento tácito y el silencio del Gobierno central, “entretenido reuniéndose con Torra”, ironizaba el portavoz del Gobierno, este viernes Carlos Rontomé de forma accidental por la ausencia de Alberto Gaitán, anunciando el envío de una segunda misiva al Gobierno de la Nación reclamando "contundencia" contra Marruecos y alertando de una “emergencia nacional”.

Rontomé ha recordado como “la actitud de Marruecos” ha cambiado en los últimos meses, con el cierre de Tarajal II, las restricciones al turismo, las recomendaciones a sus altos cargos para que no visiten la ciudad y, sobre todo, el repunte de más del 70 por ciento en la cifra de menores marroquíes no acompañados, principal preocupación del Gobierno de la Ciudad en este capítulo y sobreel que han remitido una carta específica al Gobierno de la Nación. En la actualidad, 500 niños procedentes de Marruecos están acogidos en Ceuta, a los que hay que sumar a aquellos que están en situación de calle, ha señalado el portavoz del Ejecutivo.

Una situación que el Gobierno ha trasladado ya en repetidas ocasiones a diferentes instancias del Gobierno de la Nación “sin lograr la más mínima reacción”. "Todas las peticiones han caído en saco roto”, lamentaba Rontomé, reprochando al Ejecutivo de Pedro Sánchez que desatienda una “emergencia nacional” y reclamando una vez más medidas contundentes “en defensa de la soberanía nacional”.

“Ceuta está cerca de un punto de no retorno para su supervivencia” alerta Rontomé, que niega que sea una afirmación “catastrofista”, en especial ante la actitud “hostil” de Marruecos, a quien se ha cedido el control de la inmigración, disparándose las cifras. Según los cálculos del Gobierno local, la llegada de menores marroquíes ha crecido un 70 por ciento, al igual que los datos de migrantes adultos llegados a Ceuta, dato este último que niega el balance anual de Interior, que destaca el sensible descenso del número de personas que entraron ilegalmente en Ceuta. Esta disonancia, explica Rontomé, se debe a que Interior “no contabiliza marroquíes, sólo a los residentes en el CETI”.

La diferencia entre la colaboración con Marruecos de los Gobiernos de Rajoy y la del actual Gobierno de Pedro Sánchez, argumenta Rontomé, pasa por gestos como el de la retirada de las concertinas y la permisividad con la entrada de sus nacionales, especialmente menores. “La frontera está desmantelada, no hay control”, denuncia el portavoz popular.

Ceuta se pone firme ante Marruecos y pide al Gobierno que reaccione ante una “emergencia nacional”