PLAN NACIONAL

La Delegación descarta de momento crear un Grupo Local contra la Radicalización Violenta en Ceuta

La Delegación descarta de momento crear un Grupo Local contra la Radicalización Violenta en Ceuta
Policía y Guardia Civil ya tienen unidades específicas para combatir la radicalización violenta en Ceuta, según Delegación.
Policía y Guardia Civil ya tienen unidades específicas para combatir la radicalización violenta en Ceuta, según Delegación.  

La colaboración ciudadana es vital para combatir el extremismo violento, no solo o necesariamente yihadista, y el ámbito municipal, "prioritario" para combatirlo pero, al menos de momento, su prevención y vigilancia seguirá formalmente solo en manos de los uniformados, a quienes la ciudadanía puede transmitir sus recelos por vía telemática (Internet o teléfono) de manera directa y confidencial.

Eduardo Hernando, analista del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), que desde hace meses se encarga de la formación de miembros para Grupos Locales de Lucha contra la Radicalización Violenta, puso este lunes de relieve en el Campus la importancia de la “colaboración ciudadana” para detectar y alertar de signos e indicios de radicalización violenta y detalló el papel que juegan esos foros a nivel municipal siempre con un representante de la Policía Nacional o la Guardia Civil al frente.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, en la ciudad autónoma se va a profundizar en la prevención de la radicalización en el ámbito educativo pero no se creará un Grupo Local tal y como está concebido porque “ya existen equipos específicos de la Policía Nacional y la Guardia Civil para esos asuntos”.

Esos Grupos son la herramienta que el Plan Estratégico Nacional de Lucha contra la Radicalización Violenta, aprobado hace tres años por el Consejo de Ministros, previó poner en marcha “en cada municipio del Estado” para prevenir, detectar y vigilar casos de extremismo antes de su completa degeneración, cuando su tratamiento ya compete a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

El documento asume que el término geográfico local es “el escenario principal en el que se debe actuar sobre este fenómeno” y diseña órganos locales con presencia de representantes de la Policía Local, Administración más cercana (Asuntos Sociales), entidades sociales, Juzgados, centros escolares y colectivos de riesgo que, “bajo la coordinación del sector de la seguridad pública del Estado”, participen “en la prevención y tratamiento de los focos locales detectados”.

Málaga acogió una experiencia piloto y durante el año pasado se empezó a trabajar en los de La Coruña, Vigo, Valladolid, Guadalajara, Toledo, Castellón, Valencia, Cartagena, Sevilla, Algeciras, Almería, Madrid, Fuenlabrada y Barcelona.