El delegado rechaza el "estruendoso silencio" de Caballas sobre la operación contra la red yihadista


El delegado rechaza el "estruendoso silencio" de Caballas sobre la operación contra la red yihadista

- "Decir que se trata de un silencio cómplice, aunque alguien pueda pensarlo, me parece excesivo y establecer un paralelismo con otros partidos del otro norte sería malvado", desliza González Pérez

- El delegado pregunta si entre quienes necesitan luz y agua "para calentar biberones" está el presunto cabecilla de los supuestos yihadistas, "que vivía en una casa ilegal de 216 metros cuadrados sin que se le conozca trabajo en 39 años"

- "La Ley está para cumplirla, no para intentar regatearla con demagogia barata y con actitudes irreponsables que no sé qué fin persiguen en realidad", advierte

Si el delegado del Gobierno quisiese o se le escapase un "exceso" verbal diría que el "estruendoso silencio" de Caballas sobre la operación contra la captación yihadista en Ceuta es, en realidad, un "silencio cómplice", como le han dicho algunos ciudadanos por la calle. Si fuese "malvado" establecería "un paralelismo" entre la formación de Mohamed Ali y Juan Luis Aróstegui con otros partidos "del otro norte", léase Batasuna o cualquiera de las otras denominaciones de la izquierda abertzale.

Como no ha querido excederse ni ser malo, González Pérez ha dicho ambas cosas en forma de autonegación. Sí ha afirmado que le "chirría" que el primer grupo de la oposición no se haya sumado a las voces que han apoyado y aplaudido la operación de la Policía Nacional y la Guardia Civil, un actitud que según ha subrayado "ni entiendo ni tiene explicación".

A partir de ahí, el delegado ha saltado al último conflicto que le han enfrentado con Caballas, el de la propuesta de la coalición asumida por el Pleno, para buscar la forma "con un carácter estrictamente humanitario y sin repercusiones urbanísticas", según los impulsores, de que quienes tienen una vivienda irregular en condiciones dignas puedan acceder a suministros básicos.

Según el delegado, "el cabecilla" de los presuntos yihadistas detenidos "vivía en una casa ilegal e irreconducible de 216 metros cuadrados de superficie sin que a sus 39 años se le conozca trabajo alguno". González Pérez, cuyos argumentos contra los planes de Fomento de la Ciudad han sido tachados de "fascistas" por los localistas, ha contraatacado este lunes.

"No sé si cuando se habla de fascistas y de inhumanos se refieren", ha hilvanado sin citar en ningún momento expresamente a Caballas o a sus líderes, "a personas como éstas, que no creo que necesiten luz y agua para calentar biberones". A continuación, ha pedido "seriedad". "La Ley está para cumplirla, no para intentar regatearla con demagogia barata y con actitudes irreponsables que no sé qué fin persiguen en realidad", ha remachado.

Para terminar, González ha querido dejar claro que en su confrontación de pareceres con el Gobierno de Vivas sobre este asunto no hay "ninguna cuita política" por detrás. "Aquí hay informes de Servicios Jurídicos porque entre la Ciudad y la Delegación hay unas magníficas relaciones institucionales", ha proseguido sin descartar que el Estado acabe impugnando, si se aprueba definitivamente la próxima semana, la nueva Ordenanza Reguladora de la Cédula de Habitabilidad.

Lea también:

- Fomento dejará tener luz y agua a las casas irregulares dignas que no pueda demoler ni legalizar ya

- Caballas define a los promotores inmobiliarios como "malas personas con interés espurio y mezquino"

- Fomento no desiste de dar solución a los problemas de las viviendas 'ilegales' para tener luz y agua

- Los promotores inmobiliarios dicen que habría que demoler y no "legalizar" las viviendas irregulares

- Caballas acusa al delegado de estallar en la cara de los ceutíes sus disputas con Vivas

- Ali exige a Vivas que cumpla y propicie el cambio del Reglamento de la Cédula de Habitabilidad

- Román promete a Ali resolver el problema del enganche eléctrico en casas sin Cédula de Habitabilidad

- Caballas pedirá que no se exija Cédula de Habitabilidad para acceder a suministros básicos