PLENO

El Gobierno acepta la propuesta de soterrar los contenedores a sabiendas de las dificultades técnicas

El Gobierno acepta la propuesta de soterrar los contenedores a sabiendas de las dificultades técnicas
Archivo
Archivo  

El Gobierno de la Ciudad ha aceptado tomar en consideración la posibilidad planteada por Vox de llevar a cabo el soterramiento de los contenedores de residuos, pese a admitir que hay notables dificultades técnicas por el trazado de la ciudad la naturaleza del suelo, especialmente en los terrenos ganados al mar y pese a reconocer que no está claro que esté incluida esa posibilidad en el contrario de limpieza viaria, al que, recordó la consejera de Fomento, Kissy Chandiramani, “le quedan aun tres años de vigencia y tenemos tiempo para estudiar la medida”.

La propuesta de Vox apelaba no solo a cuestiones ¡higiénicas o medioambientales, sino también por motivos de seguridad y vandalismo. “No creo que sea necesario argumentarlo por actos vandálicos, algo que creo que sobra en este debate.”, reprochó Mohamed Alí.

Pero fue el diputado socialista, Juan Gutiérrez, trabajador y representante sindical d ella empresa de limpieza, quien fue más duro con la propuesta “ilusa y oportunista” hecha sin tan siquiera consultar los trabajadores, lamentaba, e ignorando su coste de hasta 70.000 euros multiplicado por los 450 puntos de contenedores, solo contado losa de residuos orgánicos.  “Se puede tardar de 8 a 10 años en soterrar todos los contenedores, así que bajo mi experiencia creo que la solución más factible es traer contenedores anti vandálicos e ignífugos y además en nuestra ciudad hay una serie de factores que hacen inviable el soterramiento”, explicaba, aludiendo a la dificultad de soterrar en los terrenos ganados al mar o en las muchas calles estrechas de la ciudad.

Desde MDyC recordaron que la propuesta solo es viable en aquellas zonas amplias y de calles anchas a las que puedan acceder los camiones de la basura, lo que no es el caso en las barriadas de la ciudad. “Y no estaríamos de acuerdo si supone la eliminación de los puntos actuales de ubicación de contenedores, que hagan que la distancia sea una nueva limitación para su uso en muchas barriadas”.