VIOLENCIA MACHISTA

Grande-Marlaska, a Vox: “Que apunten también mi nombre y que otros tengan en cuenta con quién se juntan”

Grande-Marlaska, a Vox: “Que apunten también mi nombre y que otros tengan en cuenta con quién se juntan”
El ministro del Interior Grande-Marlaska durante su intervención ante los medios en Ceuta.
El ministro del Interior Grande-Marlaska durante su intervención ante los medios en Ceuta.  

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha respondido este sábado desde Ceuta a la iniciativa de Vox para conocer los nombres y los apellidos de las personas de las Unidades de Violencia de Género de la administración andaluza instando a ese partido a “que apunten también mi nombre”. Grande-Marlaska se sumaba así al movimiento de solidaridad con los trabajadores andaluces de las Unidades de Violencia de Género tras la petición de VOX. Un movimiento traducido en esa etiqueta #ApuntaminombreVOX que se convirtió el viernes en tendencia principal en redes.

En declaraciones a los medios tras recorrer el perímetro fronterizo de la ciudad y reunirse con el presidente autonómico, Juan Vivas (PP) y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, el ministro ha añadido que esa solicitud debería servir a “otros”, en evidente alusión al PP y a Ciudadanos, para “que tengan en cuenta con quién se juntan”.

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, ha dicho que la Mesa del Parlamento será la que decida si la petición se admite o se corrige para que "no vulnere la protección de datos".

Vox ha enmarcado su petición de información en el Parlamento andaluz en relación con los nombres y apellidos y número de colegiados de los trabajadores de Unidades de Valoración Integral de Violencia de Género en una necesidad de “fiscalizar y comprobar el destino” de las ayudas concedidas por la Junta durante los últimos años. Aunque la realidad es que todo el mundo ha interpretado su petición como un intento de realizar una depuración ideológica de los trabajadores de la Junta de Andalucía, en concreto los que trabajan en el área de violencia de género, uno de los caballos de batalla de la formación de ultra derecha, que considera el feminismo como una ideología de género a combatir y a la violencia machista, como violencia familiar.