RECAUDACIÓN A LA BAJA

El MDyC carga contra Ciudad y Delegación por su pasividad ante el "hundimiento" de la economía

El MDyC carga contra Ciudad y Delegación por su pasividad ante el "hundimiento" de la economía
Hamed, con Vivas, en una imagen de archivo.
Hamed, con Vivas, en una imagen de archivo.  

El Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) ha vuelto a reclamar este miércoles "un cambio en el sistema productivo de nuestra ciudad" que logre "buscar nuevas actividades económicas que generen valor y empleo en Ceuta", así como "una decidida actuación del Gobierno de España con el Reino de Marruecos en defensa de la ciudadanía ceutí para entablar una relación fluida en la frontera".

Esta vez lo ha hecho tras conocer que la recaudación del IPSI Importación cayó en enero en un 18,32% en relación al año pasado y las bases imponibles un 39,37%. "Si lo comparamos con las máximas alcanzadas en el año 2016, la reducción de la recaudación es casi del 36%", ha alertado sobre su "hundimiento".

"Estos datos provocarían una reacción en cualquier Ejecutivo preocupado por la marcha de su economía y sobre todo por sus ingresos porque ninguna administración puede soportar recaudar únicamente la mitad de los presupuestados, que es lo que ocurre con los tributos compensados por el Estado, pero dado que el Gobierno de Vivas va a recibir lo mismo cambie o no los tipos impositivos o aplique un control férreo al fraude fiscal", ha lamentado en un comunicado, "no toma ninguna medida, hundiendo al comercio local que no puede competir en el mercado ante la falta de adaptación de los tipos impositivos a la realidad actual, demostrando la falta de compromiso del PP con nuestra ciudad".

El Movimiento ha criticado que "el Ejecutivo de Vivas sigue sumido en la inacción y la desidia sin tomar medidas que apoyen al comercio local tras dos décadas en que se ha apoltronado en el Ayuntamiento y todos los sectores económicos han sufrido el abandono más absoluto", ha denunciado.

Los de Fatima Hamed también han cargado contra la "incompetencia" de la Delegación, "que, ante su incapacidad para tener un canal de diálogo con nuestro vecino, queda sujeta a las decisiones unilaterales de una frontera que debería funcionar en función de los intereses de ambos países, no solo de uno de ellos".

"Al abandono en los últimos cuarenta años de los dos partidos nacionales que han gobernado en Madrid y  no han sabido solucionar los graves problemas de nuestra ciudad se une la colocación en la poltrona de la Plaza de los Reyes de personas apocadas que no saben plantear nuestra endémica situación al Gobierno de turno, que, ante las cuestiones de inmigración, pesca o terrorismo, pospone los intereses de nuestra ciudad en un erróneo concepto de Estado", ha censurado.