EFECTOS "INMEDIATOS"

La Mesa del Senado no acepta la marcha atrás de Ros y considera su renuncia al acta "irrevocable"

La Mesa del Senado no acepta la marcha atrás de Ros y considera su renuncia al acta "irrevocable"
Ros, en una imagen de archivo.
Ros, en una imagen de archivo.  

La Mesa del Senado ha concluido este martes que la renuncia al escaño presentada por el hasta ahora senador por Ceuta de Vox, Juan Ros, al estar investigado por presunta violencia de género contra su mujer, es "irrevocable" a pesar de que haya enviado a la presidencia de la Cámara dos escritos posteriores arrepintiéndose de haber dejado el cargo y tratando de recuperarlo.

Así lo ha comunicado en una rueda de prensa la vicepresidenta primera del Senado, Cristina Narbona, que ha explicado en declaraciones recogidas por Europa Press que la Mesa ha estudiado dos escritos remitidos por Ros para recuperar su acta de senador.

Narbona ha recordado que, de acuerdo con el marco legislativo, esta renuncia tiene efectos "inmediatos e irrevocables" desde el momento en el que Ros se dirigió a la Mesa el pasado 20 de febrero para comunicar que renunciaba a su condición de senador.

"La Mesa ha considerado que no había lugar a tener en cuenta los escritos que ha remitido con posterioridad. Además, se ha visto cuestionado por su propio grupo por un comportamiento inadecuado que no debe ser tolerado", ha subrayado Narbona, en referencia a las declaraciones del portavoz de Vox en el Senado, Jacobo González-Robatto, dando por definitiva la salida del senador.

Sus suplentes son Yolanda Melero, involucrada en el caso de los supuestos mensajes islamófobos de Whatsapp publicados y atribuidos a la Gestora de Vox en Ceuta, y Francisco Javier Doncel Doncel, adscrito a la corriente "disidente" dentro de la formación, que hasta ahora se ha negado a confirmar que la primera será el relevo de Ros.

Los hechos denunciados ocurrieron hace una semana en la localidad malagueña de Alhaurín de la Torre. Agentes de la Guardia Civil acudieron a una vivienda tras un aviso y se encontraron a la mujer de Ros con signos de violencia y restos de sangre.

La mujer fue trasladada al Hospital Clínico con politraumatismos en varias partes del cuerpo y ante las sospechas, se puso en marcha el protocolo de violencia de género. El caso llegó al Juzgado de Violencia contra la Mujer número 1 de Málaga, que el pasado viernes acordó una orden de alejamiento para el exsenador tras acudir éste a declarar voluntariamente a dicho juzgado en relación con la causa abierta.

La Mesa del Senado no acepta la marcha atrás de Ros y considera su renuncia al acta "irrevocable"