PLENO

PP y Caballas coinciden en que el Estado debe arropar más a Ceuta ante Marruecos pero no en cómo exigirlo

PP y Caballas coinciden en que el Estado debe arropar más a Ceuta ante Marruecos pero no en cómo exigirlo
Carreira, este miércoles, durante su debate con Aróstegui y Ali.
Carreira, este miércoles, durante su debate con Aróstegui y Ali.  

Los Populares rechazan en el Pleno una propuesta de Caballas para exigir al Gobierno central que negocie un nuevo Tratado de Buena Vecindad con Marruecos "dejando a un lado el contencioso soberanista" y Carreira defiende que lo que deben hacer las autoridades españolas es precisamente dejar claro al país vecino que "tiene que aceptar de una vez por todas nuestra integridad territorial".


"El que no lucha no consigue objetivos". Bajo esa máxima Caballas ha instado este miércoles al Pleno a reivindicar ante los poderes del Estado, los Grupos Parlamentarios y, en especial, el Gobierno de la Nación, un "Plan Urgente de Impulso de Ceuta y Melilla" que como mínimo incluya la firma de un nuevo Tratado de Buena Vecindad con Marruecos que "garantice unas relaciones seguras y fluidas entre ambos lados de la frontera y los derechos de todos favoreciendo el desarrollo y el bienestar de las poblaciones limítrofes" y otro de "urgente" de inversiones "para compensar la Deuda Histórica acumulada, en el que se incluyan Programas de Vivienda de Protección Pública, centros educativos y equipamientos sociales".

Además debería contener, según ha desgranado el portavoz accidental de la coalición, Juan Luis Aróstegui, un Plan de Protección Social para la implantación de un programa similar al PER que se aplica en otras Comunidades Autónomas como Andalucía y un Plan Estratégico de Reactivación Económica que venga a actualizar el Régimen Económico y Fiscal Especial con planes sectoriales de desarrollo, soluciones al problema del transporte y las comunicaciones, y revisión de nuestro estatus en la Unión Europea".

Para Caballas ese reto se podría abordar "dejando al margen el contenciosos soberanista", tal y como ya se hace para negociar acuerdos de pesca o combate del crimen organizado, pero para el PP ese matiz ha sido el obstáculo insalvable para negarle su apoyo a la iniciativa, de la que solo ha votado a favor Caballas pues PSOE, MDyC y Ciudadanos se han abstenido.

Aróstegui ha incidido en que Marruecos "tiene un plan que ya no es secreto para estrangular a Ceuta y a Melilla" y ha reprochado al PP y al PSOE que "siempre" hayan priorizado "la defensa de sus siglas por encima de estas ciudades". "Ese es el problema, que primero las siglas y después Ceuta, y así nos va, hablando de que Sánchez es un okupa pero no de la españolidad de Ceuta", ha afeado el localista a la senadora Fatima Hamed, también diputada autonómica, que ha recibido el aplauso encendido de Carreira.

El de Caballas ha reclamado que se hable "tanto de que el 30% de los partos en el Hospital son de mujeres marroquíes como de que el 95% de las personas que cuidan a nuestros mayores, recogen a nuestros hijos del colegio, nos hacen la comida y limpian las casas son marroquíes". "De eso no se habla porque nos gusta tener trabajadores por 200 euros sin cotizar para vivir como marqueses", ha puntualizado en su exposición de lo que debe ser la "buena vecindad", un acuerdo para asumir la realidad ceutí con sus pros y sus contras.

El portavoz del PP, Emilio Carreira, ha considerado inasumible la apuesta de Caballas por "dejar a un lado el contencioso soberanista" para dialogar con Marruecos de todo lo demás. "Esa es la base de todo el problema, usted mismo dice que no se aplica la repatriación de menores porque las ciudades autónomas son para el país vecino parte de su territorio", ha abundado el también consejero.

Aróstegui ha reclamado que se hable "tanto de que el 30% de los partos en el Hospital son de mujeres marroquíes como de que el 95% de las personas que cuidan a nuestros mayores, recogen a nuestros hijos del colegio, nos hacen la comida y limpian las casas, también"

"Hablemos de que Marruecos tiene que aceptar de una vez por todas la integridad territorial de España, que ese contencioso no existe porque no hay razones de ningún tipo para sostenerlo, y a partir de ahí el Gobierno central debe ser el valedor de las dos ciudades, ante las que ahora se mantiene una posición nada amistosa", ha planteado Carreira.

Aróstegui ha hecho hincapié durante su segundo turno en el uso de la palabra en que Ceuta corre el riesgo de terminar siendo "un Peñón de Alhucemas gigante en el que solo vivamos funcionarios y la gente que nos limpia las casas". "Si queremos ser estamos enterrando esta ciudad: nosotros queremos otra ciudad, en la que le vaya bien a todos, no solo a algunos entre los que me incluyo, y por eso esta llamada de atención a la conciencia de los poderes del Estado, porque levantar la voz sí podemos y tenemos razones jurídicas, políticas, legales y sociales para exigir más firmeza en la defensa de los intereses de Ceuta", ha recapitulado.

"Nosotros no chillamos como ustedes, que se ponen con una pancarta ante el Congreso con unas personas de Valencia, y nosotros nos reunimos con el Grupo Parlamentario Popular y con otros Gobiernos por encima de las siglas y del color del partido, como ya ha demostrado Vivas", ha terminado Carreira, que sí ha coincidido en que "llega el momento de poner las necesidades de Ceuta encima de la mesa, sobre todo ahora que hay tantas citas electorales".