NACIDOS EN LAS CIUDADES AUTÓNOMAS

El PP mantiene su promesa de endurecer el acceso a la nacionalidad española en Ceuta y Melilla

El PP mantiene su promesa de endurecer el acceso a la nacionalidad española en Ceuta y Melilla
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El PP "mantiene" su compromiso electoral para, si Pablo Casado llega a La Moncloa tras las elecciones del próximo domingo, "adaptar la legislación civil que regula el acceso a la nacionalidad española por nacimiento en nuestro país teniendo en cuenta las especiales circunstancias que concurren en Ceuta y Melilla". Los de Juan Vivas recogían esa promesa literalmente en el programa para los comicios de abril y aunque no está recogida en su nuevo formato, más reducido (ha pasado de 102 a 59 páginas), la intención "se mantiene", según ha indicado el candidato al Congreso por la ciudad autónoma, Guillermo Martínez.

La idea del PP pasa por retirar del Código Civil a “los hijos de los extranjeros nacidos en las ciudades autónomas” la posibilidad de acceder directamente a la nacionalidad española que actualmente reconoce a “los nacidos en España de padres extranjeros si, al menos, uno de ellos hubiera nacido también en España”.

De esta forma, si las Cortes Generales atendiesen esta reivindicación los niños extranjeros de segunda generación nacidos en Ceuta y Melilla pasarían a tener la misma consideración que “los hijos de funcionario diplomático o consular acreditado en España”, a los que se exceptúa expresamente como españoles de origen.

El objetivo también es que “los hijos de extranjeros nacidos en Ceuta y Melilla” no puedan acceder a la nacionalidad española por residencia beneficiándose de la cláusula que rebaja a un año la permanencia legal continuada para los nacidos en territorio nacional. La alternativa planteada la legislatura pasada en una iniciativa legislativa frustrada es que se les demande “un periodo mínimo e interrumpido de diez años”.

El PP calcula que cada año se registran “en torno a los 2.500 partos de ciudadanas de nacionalidad marroquí” en Ceuta y Melilla, un 30% y un 60% del total de nacimientos en cada una de ellas, respectivamente.

Un total de 495 foráneos han conseguido durante los últimos diez años en Ceuta acceder a la nacionalidad española tras haber residido solo un año de forma legal y continuada en territorio nacional beneficiándose de que el Código Civil rebaja a los nacidos en España el periodo ordinario de una década que se reclama a cualquier otro extranjero para conseguir el mismo propósito.

Según Martínez, igual de vigentes son las otras dos referencias explícitas que recogía el programa de abril para las ciudades autónomas, aunque tampoco figuran en el texto de noviembre: poner en marcha "planes especiales de educación e infraestructuras educativas para Ceuta y Melilla" y elaborar "un Plan Especial de  lucha contra la inmigración  irregular que contemple especialmente la mejora de los medios a disposición de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Ceuta y Melilla y la costa de Andalucía.