LA FRONTERA, "PRIORIDAD" SOCIALISTA

El PSOE pide "diálogo" para eutanasiar el comercio atípico y el trasiego de "fardos de la muerte"

El PSOE pide "diálogo" para eutanasiar el comercio atípico y el trasiego de "fardos de la muerte"
Hernández, este miércoles, con su secretario de Organización, Rafael Leal.
Hernández, este miércoles, con su secretario de Organización, Rafael Leal.  

Los socialistas "no están de acuerdo" con el mantenimiento de un negocio en condiciones de "ignominia, discriminación de género, vulneración de los derechos más elementales, agresiones, acoso, vejaciones, insultos e incautaciones masivas de mercancías" y, sobre la posición de Marruecos, dicen que España debe "mirar por sus intereses por encima de todo".

España "no puede ni debe permitir de ninguna manera" que siga existiendo el "atropello" que supone en su forma actual el eufemismo del comercio atípico. No se podrá "atajar de raíz" pero el PSOE "no está de acuerdo" con su existencia por los efectos perniciosos que tiene no solo en materia de "seguridad" y "violencia". Los 1.400 millones de euros que, según ha calculado este miércoles Manuel Hernández, mueve al año en Ceuta y Melilla no pagan la "explotación" de las mujeres que "llevan los fardos de la muerte" en condiciones de "ignominia, discriminación de género, vulneración de los derechos más elementales, agresiones, acoso, vejaciones, insultos e incautaciones masivas de mercancías".

Los socialistas apuestan por eutanasiar ("acelerar o provocar la muerte de un enfermo incurable para evitarle sufrimiento, ya aplicando medios adecuados, ya renunciando a aplicar los que prolongarían su vida") ese negocio de la vergüenza por la vía del "diálogo", el "consenso" y el "estudio" de cómo hacerlo de la mano de todos los agentes sociales y económicos implicados.

Teniendo en cuenta a Marruecos pero sin someterse a sus intereses. "España debe mirar por encima de todo por los suyos, tomando decisiones si es necesario sin dañar a terceros pero un país como el nuestro no debe permitir en el siglo XXI vulneraciones de Derechos Humanos, mafias, inseguridad y violencia en la frontera sur de la Unión Europea, que debe contar mucho en todo esto pero que hasta el momento ha dicho y hecho poco al respecto", ha advertido el líder del PSOE de Ceuta en rueda de prensa.

Hernández ha comparecido ante los medios tras la muerte, este lunes, de dos mujeres más a las puertas de la ciudad, seis en apenas diez meses, la enésima "escena inaceptable" en la cadena cotidiana de "avalanchas, muertes, heridos, caos y condiciones infrahumanas de trabajo para los porteadores, sobre todo las mujeres", que muestra el Tarajal al mundo.

Esa y no otra es, para el PSOE, la "primera prioridad" de su agenda política y ahí quiere que ponga el tema también el Gobierno de la Ciudad y el de la Nación. A tal efecto, los socialistas plantearon en octubre una Proposición No de Ley que fue aprobada en el Congreso para reclamar más coordinación con Marruecos, más efectivos de las Fuerzas de Seguridad, más control sobre el tránsito de mercancías y personas...

Mucho ruido y pocas nueces. "Estamos hartos de anuncios y promesas incumplidas del ministro del Interior porque la frontera de Ceuta deja en evidencia al Gobierno central", ha remarcado el socialista sobre la actitud del Ejecutivo de Rajoy, al que los de Pedro Sánchez han vuelto a preguntar en la Cámara Baja qué piensa hacer para evitar nuevos fallecimientos y más "vulneraciones de Derechos Humanos" sobre el felpudo africano de España.

La ofensiva del PSOE desde una "oposición leal" se va a traducir durante las próximas semanas en el paso por Ceuta de sus portavoces de Interior y Educación en el Congreso, David Serrada y María Luz Martínez Seijo, a quienes el 2 y el 3 de febrero seguirán los integrantes del Consejo de Política Institucional de la Ejecutiva Federal para Ceuta y Melilla con Alfonso Rodríguez Gómez de Celis al frente, al que acompañarán en su viaje la secretaria general socialista de Melilla y los 'parlamentarios nacionales de referencia' para la ciudad autónoma, María del Mar Rominguera y José Martínez Olmos.