Vivas busca a Caballas exigiendo de nuevo a Aróstegui "respeto a las urnas y a todos los votantes"


Vivas busca a Caballas exigiendo de nuevo a Aróstegui "respeto a las urnas y a todos los votantes"

- El PP zarandea al 'número 3' de la coalición por sus alusiones al "racismo trashumante" del que a su juicio proceden la mitad de sus apoyos electorales

- Vivas elude valorar los artículos de 2002 en los que el localista critica a los partidos confesionales y la pasividad de las instituciones ante la presión demográfica marroquí, textos que se presentan como ataques a los musulmanes ceutíes

- Lea, íntegros, los textos supuestamente "racistas" de Aróstegui

El candidato del PP a la Presidencia de la Ciudad, Juan Vivas, ha vuelto a tener este martes la oportunidad de hablar de Caballas. Ahora que la coalición ha optado, desde que comenzó la campaña, por explicar a los ciudadanos antes que a los medios su programa, el líder Popular no deja de buscar ante los micrófonos el cuerpo a cuerpo con los de Ali y Aróstegui.

Lo hizo la semana pasada, cuando de repente decidió airear ante cientos de mayores en un mitin la actitud del 'número 3' de Caballas y la "frivolidad" del candidato socialista, al que días después su partido dedicó un artículo de opinión tildándole de "niño de papá" enchufado, recién llegado y con las maletas listas para irse (este lunes Vivas accedió ante las cámaras de RTVCE a "pedir perdón" al socialista, cuyas formas alaba siempre que puede en contraposición a las de los localistas).

Este martes lo ha hecho de nuevo remontándose a uno de los argumentos que, según el PP, le caracterizan como un agitador que pone en riesgo la estabilidad de la ciudad: ese artículo que escribió en el diario 'El Faro' asegurando que a su juicio "en Ceuta existen, aproximadamente, diez mil personas de ideología conservadora. Son fanáticos que, pase lo que pase, seguirán votando el PP hasta el fin de sus días. A ellos se suman los doce mil votos del racismo trashumante que, desde la hazaña del Perejil, son también incondicionales del PP".

Desde aquel 20 de enero el líder Popular viene defendiendo que con tal aseveración el político ceutí, al que también acusa de "no respetar" el veredicto de las urnas, ofende a todo el PP y a todos los ceutíes. El 10 de febrero Aróstegui dijo no tener "la más mínima intención" de pedir perdón sus palabras y explicó que según su criterio esas 12.000 personas "votaron a un presidente que nadie sabía quien era porque les dijo que limpiaría Ceuta de musulmanes y hoy están en el PP porque con la boca grande defiende los valores democráticos y con la boca pequeña, en la taberna, también dice que hay que echarlos de Ceuta".

En una entrevista con ese mismo periódico, el miércoles pasado, repitió: "La gente que vota al PP en Ceuta es porque es de derecha y le da igual 10 que 10.000, después hay gente que se mueve como se mueve, que es lo que yo llamo el voto racista. ¿Qué quiere decir ésto? Pues que en Ceuta, desgraciadamente, la gente todavía tiene una mentalidad basada en la teoría aquella de que nos comen y de que hay que votar a aquello que de alguna manera frene la expansión de los musulmanes que nos van a echar. Esa gente está ahí y entronizó, porque no tiene otro nombre, a Antonio Sampietro como presidente de Ceuta. En Ceuta 12.000 personas nombraron presidente a Antonio Sampietro, un honrado camarero de la Costa del Sol, dice honrado él. No había puesto un pie en Ceuta y ha sido presidente de esta ciudad. GIL llegó a Marbella, ‘limpió’ Marbella, y ahora iba a ‘limpiar’ Ceuta. ¿De qué iba a limpiar Ceuta? Y aquellos que votaban al GIL, ¿dónde están ahora? A unos les gusta oírlo y a otros no. A casi nadie le gusta que le digan la verdad cuando no es agradable".

Vivas cree que el de Caballas persevera en el error original, por lo que este martes ha vuelto a "exigir" en La Reina y Sidi Embarek que Aróstegui "respete" a los votantes, del PP y del resto de candidaturas. "Sé que a mí no me lo tiene porque me ha llamado cínico y cobarde y no sé cuántas cosas más, pero le pido que no insulte más a los votantes, que merecen todos el mismo respete, y que respete el veredicto de las urnas", ha señalado Vivas, quien también ha reiterado que con su mensaje siembra "la radicalización y la división" en la ciudad y ha insistido en que "no sabe" quién manda en la coalición que hace pocos días comparó con un tándem desacompasado.

Los artículos de hace una década

El candidato del PP ha replicado así cuando se le ha preguntado qué piensa de lo que Aróstegui escribía en 2002 en contraposición a las compañías y el mensaje que defiende ahora. "No me corresponde a mí emitir ningún juicio sobre sus manifestaciones, que debe explicar él si lo estima oportuno", ha contestado el presidente Popular. Esas "manifestaciones" son el artículo que Francisco Márquez invitó a leer este domingo desde las páginas del diario 'El Pueblo' y otros dos que este mismo medio ha presentado como prueba de que Aróstegui era la encarnación del racismo antimusulmán en 2002 y de que ahora ha engañado a Ali, a la UDCE, a "los musulmanes" de Ceuta y a todo este colectivo para entrar en la Asamblea.

Se trata de 'La izquierda en Ceuta, ante una realidad compleja', 'La importancia del movimiento localista' y 'Cesión de Soberanía'. En el primero el autor cita como "apunte" de "convulsión e inestabilidad" que sostiene su análisis político de la situación del progresismo local "la consolidación y crecimiento de opciones políticas basadas en el factor étnico". Aróstegui lamenta que "más de cuatro mil votos se aglutinaron [en 1999, antes de que apareciera UDCE] en torno a candidaturas íntegramente musulmanas, lo que supone un problema en sí mismo y la prueba de un fracaso colectivo".

"Como tal se debe considerar que la raza se haya convertido en un factor de cohesión política. La división de la población en colectivos étnicos insolubles está adquiriendo carta de naturaleza con la consolidación de partidos políticos sustentados en elementos absolutamente ajenos a las ideologías", completa literalmente sobre el contexto partidista ceutí que Caballas dice tratar de romper con su apuesta por la "igualdad" y la integración ejemplificada en una lista "reflejo real de la sociedad de esta ciudad".

En el segundo, sobre la realidad social de la ciudad, el párrafo supuestamente controvertido es el que dice que "el éxodo de ceutíes hacia la península, y su progresiva sustitución por emigrantes marroquíes que se asientan en Ceuta sin compartir nuestra nacionalidad, ni nuestro proyecto de vida, no sólo se detiene, sino que se acelera espectacularmente ante la pasividad del Gobierno". En el mismo no aparece ninguna alusión a credos religiosos.

El informe de Defensa sobre "la presión demográfica musulmana"

El tercero se apoya en un informe elaborado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos, dependiente del Ministerio de Defensa, que en 2001 señaló que uno de los principales riesgos para el país estaba en "la presión demográfica musulmana de Ceuta y Melilla y la lealtad que esta manifiesta hacia el Rey de Marruecos, líder político y espiritual", frase que el autor cita literalmente entrecomillada."Es decir, según los datos de los que dispone el Gobierno español, en muy breve periodo de tiempo, la mayoría de los ciudadanos de Ceuta rendirán vasallaje al Jefe de Estado marroquí", añade dando carta de veracidad a las aseveraciones del Gobierno de España. Además, cuestiona a Vivas por reaccionar de forma "tremendamente decepcionante" a esta alerta oficial en aparente alusión también a los musulmanes marroquíes.

Aparente porque Aróstegui ha explicado dos veces, una en rueda de prensa, lo que dijo sobre esos "12.000 votantes" del PP pero ha eludido pronunciarse sobre la polémica auspiciada por Márquez, al que este medio tampoco ha podido preguntar por su análisis sobre estos artículo ni sobre ningún otro tema desde hace meses, aunque el consejero y diputado nacional no transforma en sus respuestas las alusiones a los inmigrantes del Reino alauita de Aróstegui en referencias a los musulmanes ceutíes, como se ha hecho posteriormente. 

- Lea, íntegros, los artículos 'La izquierda en Ceuta, ante una realidad compleja', 'La importancia del movimiento localista' y 'Cesión de Soberanía' recogidos en el libro 'Ceuta a corazón abierto'

Lea también:

- Vivas pide "respeto" y "humildad" a Aróstegui y critica las "frívolas promesas" de Carracao

- Aróstegui no pedirá perdón a "los 12.000 que votaron al GIL y ahora al PP" por llamarles racistas

- Bel intenta meter avispas en Caballas: "Aróstegui ha fagocitado a Ali y ahora él manda en UDCE"