90.475€

Vivas está entre los mandatarios españoles mejor pagados

Vivas está entre los mandatarios españoles mejor pagados
Vivas aparece en el top en estos listados de forma habitual.
Vivas aparece en el top en estos listados de forma habitual.  
Tanto si se compara el sueldo de Vivas con el de los alcaldes de las principales ciudades del país, como si se mira a las Comunidades Autónomas, Vivas aparece cuarto en la tabla de los que más cobran en bruto y el primero si se tiene en cuenta el porcentaje sobre el presupuesto que maneja. Sólo una directora general cobró más que el presidente en 2018 en la Ciudad Autónoma de Ceuta.

El presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, figura entre los alcaldes y presidentes de autonomía mejor pagados de todo el país. El sueldo del alcalde y presidente de Ceuta asciende a 90.475,19 euros anuales, según se desprende de lo publicado por el propio Ayuntamiento en su portal de transparencia para el año 2018. Si bien es cierto, que esa cantidad se desglosa en tres conceptos. De un lado está la retribución en sí que es de 63.482,02 euros anuales, a la que Vivas suma otros 7.399,69 euros en concepto de trienios al ser funcionarios municipal y la indemnización por residencia con la que suma otros 19.593,48 euros.

¿Es mucho o es poco? El debate es eterno, el propio Vivas ha argumentado en ocasiones que su sueldo como alcalde está dentro de lo razonable y se ciñe a los 63.482 euros. De hecho, Rajoy apostó por limitar los sueldos que podían cobrar los regidores municipales en función de la población y a Vivas la ley no le permitiría salirse de determinados parámetros. Habrá quienes piensen que para lo que tiene que aguantar poco es y a quienes les parezca una obscenidad para la ciudad con mayor tasa de pobreza del país; y todos podrán tener su parte de razón y nadie los pondrá de acuerdo.

El diario digital El Confidencial publicó esta pasada semana una información al hilo de las subidas de sueldo de los alcaldes en el inicio de esta legislatura. Vivas no lo ha tocado por el momento. En esa información incluía además tablas con lo que cobran los regidores. Vivas es el cuarto mejor pagado de las capitales de provincia y ciudades de más de 100.000 habitantes (Ceuta tiene menos). Según la información recogida por el diario, sólo el flamente alcalde de Madrid (central y alrededores), José Luis Martínez Almeida (PP) con 106.000 euros de salario anual, la de Barcelona, Ada Colau (Barcelona en Comú) con 100.000 euros y el de Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV) con 95.002 euros ganarían más que Vivas en el conjunto de los mandatarios con bastón de mando municipal. Vivas sería el cuarto alcalde de toda España que más cobra.

Debajo de los 90.000 euros y tras Vivas hay alcaldes de ciudades como San Sebastián, Vitoria, Valencia, Sevilla, Móstoles o Málaga.

Si se tiene en cuenta el porcentaje que supone el sueldo del alcalde sobre el presupuesto del municipio es fácil imaginar que Vivas escalaría al primer puesto del pódium, ya que todas las ciudades que aparecen en esa lista son grandes urbes que como poco duplican los 88.000 habitantes de Ceuta. Todas, menos San Sebastián, pasan de los 200.000 habitantes. Aún así el sueldo de Vivas es un 0,028 por ciento de los 318 millones de euros que tiene de presupuesto la Ciudad Autónoma para este 2019.

Por Autonomías

La comparación con los municipios coloca a Vivas como uno de los mejor pagados, y si se tiene en cuenta el carácter autonómico de la Ciudad Autónoma la cosa tampoco cambia demasiado la foto, si acaso puede hacerla más grotesca.  Y es que sólo otros tres presidentes de Comunidad Autónoma tienen un sueldo mejor que el de Vivas. Y de nuevo se viaja a la misma geografía. El president de la Generalidad, Torra, tenía asiganado un sueldo en 2018 de 146.926,70 euros, el ex dirigente de Madrid, Ángel Garrido (PP-Cs,) 103.090,32 euros y el Lehendakari, Ïñigo Urkullu (PNV), 99.470 euros. Tras ellos estaría Vivas y le seguiría el aragonés, Javier Lambán (los datos son del ejercicio de 2018) con 82.602,72 euros.

Son los 5 dirigentes autonómicos que ganan más que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que tenía asignado un sueldo en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 de 80.953 euros.

De nuevo aquí si se considera cuánto supone el salario del dirigente sobre el porcentaje del presupuesto que maneja para su institución, Vivas volvería a ser el más caro.

¿Y Melilla?

De manera recurrente sólo hay en toda España otro territorio que sume tantas semejanzas en sus particulares características que haga posible una comparación objetiva con Ceuta cuando se tratan de analizar determinados parámetros: Melilla.

Puede que este ni tan siquiera sea el caso y que la comparación con el resto de territorios sea perfectamente válida para tratar de descifrar si Vivas está bien o mal pagado, pero ¿qué pasa en Melilla? En Melilla el hasta ahora presidente, Juan José Imbroda (PP), no percibía su sueldo de las arcas municipales-autonómicas, cobraba como senador y lo hacía del Senado, renunciando a tener sueldo como alcalde.

Tras la situación de tensión vivida en la ciudad hermana tras las elecciones, Imbroda ya no es alcalde, ahora el bastón de mando lo lleva, Eduardo de Castro (Cs) que gobierna apoyándose en Coalición por Melilla de Mustafa Aberchán y el PSOE. Su sueldo aún no está fijado, lo tendría que haber hecho el primer Pleno de la Legislatura que se celebró la pasada semana, pero el asunto fue retirado del orden del día al no haber cumplido con todos los trámites reglamentarios para poder ser debatido y votado.

¿Y los consejeros?

La retribución de Vivas supera con creces a la de cualquier consejero  de la Asamblea, el sueldo base de cualquier consejero oscila entre los 50.216,88 y los 50.368,08 euros anuales, a los que después se suman trienios e indemnizaciones de residencia si el titular es trabajador del sector público o no. En 2018, sólo Emilio Carreira se le acercaba un poco más a Vivas que los demás porque sumaba a esos dos otros conceptos la percepción como portavoz y alcanzaba los 71.074,25 euros anuales. Todas esas cifras, según los datos que se recogen en el portal de transparencia de la Ciudad Autónoma para 2018.

Las consejeras y consejeros que venían del sector privado costaban menos y se quedaban en esa base anteriormente citada de 50.000 euros, tal era el caso de Fernando Ramos, Néstor García, Adela Nieto y Alberto Gaitán. El resto, con trabajo en el sector público antes de dar el salto a la política si suman trienios e indemnización por residencia y pasan de los 65.000 euros anuales, rondando o alcanzando en algunos casos los 70.000 euros.

En cualquier caso todos los consejeros salen más baratos a las arcas públicas que los directores generales que se situán entre los 80.000 y los 91.472,15 euros que percibe la directora general de Sanidad y Consumo, Rebeca Benarroch, la única que puede presumir de ganar más que Vivas.