PLAN DE INVERSIONES

Vivas ve “plenamente justificados” los 8 millones en remodelar Gran Vía por el “notable impacto en el comercio”

Vivas ve “plenamente justificados” los 8 millones en remodelar Gran Vía por el “notable impacto en el comercio”
Vivas ha atendido a los medios de comunicación este martes.
Vivas ha atendido a los medios de comunicación este martes.  

Al presidente de la Ciudad, Juan Vivas, no le causa “risa” su plan de inversiones aprobado el pasado viernes por el Consejo  tal y como atacó el líder de Caballas, Mohamed Alí, el pasado viernes, por “muchas veces” que lo haya anunciado. Vivas ve además “plenamente justificados” los 8 millones que prevé invertir en la remodelación de la Gran Vía, la calle Jáudenes y la plaza de África. Un proyecto que desde Caballas denunciaron que “no estaba justificada su necesidad” y que fiscalizarían con lupa.

Vivas lo ve justificado “por el notable impacto en el comercio” que supondrá la remodelación de estos tres espacios.

Vivas: antes de que se realizaran estas obras (las del Revellín) ahí todos los establecimientos estaban en se vende, se traspasa, se liquida… Esa era la realidad de una de las zonas comerciales más importantes de Ceuta

“Lo que queremos es un centro de la ciudad, que aglutina gran parte de la actividad comercial, que sea un enlace entre las Murallas Reales, que creo que constituye nuestro conjunto monumental más importante, la plaza de África que es la plaza emblemática de Ceuta, que continúe por la Gran Vía y llegue hasta la plaza de los Reyes. Un centro urbanísticamente armonizado y homologable en todas sus zonas en los equipamientos. Creo que es una actuación urbanística plenamente justificada y con un impacto en el comercio notable”, ha explicado Vivas.

Si bien, el argumento presenta alguna contradicción. Vivas ha comparado la remodelación con la que experimentó el Revellín y sus zonas adyacentes. La peatonalización del Revellín en su conjunto fue más económica que el plan previsto para esta otra almendra del centro. El presidente ha manifestado que  “antes de que se realizaran estas obras (las del Revellín) -lo digo para los antiguos del lugar- ahí todos los establecimientos estaban en se vende, se traspasa, se liquida… Esa era la realidad de una de las zonas comerciales más importantes de Ceuta. Creo que la realidad del Revellín y sus calles adyacentes es otra”.

Y eso mismo pretende el Gobierno con la reforma de Gran Vía, Jáudenes y plaza de África, aunque el propio Vivas en su argumentario da a entender que la realidad es otra bien distinta en la zona:

“Nosotros lo que procuramos es que esto mismo ocurra en una zona en la que hay una alta densidad de establecimientos comerciales y de hostelería como es la Gran vía, como es Jáudenes y el entorno de la Plaza de África”, ha manifestado Vivas. Es decir según su propio argumento el Revellín era una calle asolada por carteles de se traspasa y la zona a remodelar ahora presenta una alta densidad de establecimientos abiertos.

El presidente ha recordado que en el conjunto de plan se prevé la generación de unos 700 puestos de trabajo, 759, explicitó la portavoz adjunta, Mabel Deu, el pasado viernes tras la aprobación del plan. “Me parece que eso tampoco es un chiste”,

Aún así, Vivas ha relativizado el peso de la actuación, que se encomendará a Tragsa. Los 8 millones a invertir en el centro suponen entre el 6 y el 7 por ciento de los 127 millones del total del plan de inversiones. “Me parece que el plan de barriadas no sé si está en cerca de 50 millones y el en el Príncipe hay una inversión importante, mucho más importante que la que se va a llevar a cabo en todo esto que usted se está refiriendo”, ha dicho. En concreto en el barrio más abandonado de Ceuta se prevén 13 millones para la red de saneamiento, la mejora de las conexiones y el polifuncional.

El Conjunto del Plan

Vivas ha justificado el lanzamiento de este nuevo plan de inversiones en este instante habida cuenta de la mejoría de las finanzas y la economía en general.

“A nadie se le escapa que hemos vivido un periodo de limitación en cuanto a la capacidad de financiación para inversiones como consecuencia de los efectos de la crisis. La crisis tuvo su manifestación más cruda en el 2012, pero ese año aprobamos un plan de ajuste importante que significaba no poder acometer de manera decidida la inversión por parte de la Ciudad hasta que el nivel de endeudamiento no se situara en unos parámetros soportables, en unos parámetros casi óptimos. Yo creo que hemos conseguido gracias al esfuerzo de los ceutíes y al apoyo del Gobierno de la nación que esos parámetros sean hoy una realidad, estamos ya prácticamente en un 75 por ciento del nivel de endeudamiento que es la ratio que todo el mundo considera como una ratio aceptable para poder acometer nuevas inversiones con posibilidades de éxito desde el punto de vista de la financiación pública”, ha explicado Vivas.

A esa nueva coyuntura posibilitada gracias al recorte de deuda, se une según Vivas la situación de tipos de interés bajos. Lo que aconseja la puesta en marcha de “un plan de choque” desde el punto de vista de la inversión pública, “que permita recuperar todo lo que no hemos podido hacer en años anteriores”.

“En los próximos meses vamos a ver que este Plan de Barriadas es una realidad. Vamos a ver que es un nuevo salto el que se va a dar en materia de infraestructuras y vamos a ver que va a tener un impacto positivo en el empleo”, ha manifestado Vivas.

Para Vivas el “eje central” de esas inversiones se sitúa en las barriadas, en donde se van a invertir cerca de 50 millones de euros. El presidente ha recordado que en el conjunto de plan se prevé la generación de unos 700 puestos de trabajo, 759, explicitó la portavoz adjunta, Mabel Deu, el pasado viernes tras la aprobación del plan. “Me parece que eso tampoco es un chiste”, ha apostillado Vivas.

Durante los próximos días se abrirán las plicas para el plan de aglomerado asfáltico, las actuaciones en la barriada del Puerto y la Estación del Ferrocarril. Además, otros proyectos, como los encomendados a Tragsa están “en la parrilla de salida”, según el presidente, como es el paso elevado de Miramar, el Díaz Flor, la plaza de Nicaragua o el vial de Arroyo Paneque y la regeneración de la Bahia Sur.

“En los próximos meses vamos a ver que este Plan de Barriadas es una realidad. Vamos a ver que es un nuevo salto el que se va a dar en materia de infraestructuras y vamos a ver que va a tener un impacto positivo en el empleo”, ha manifestado Vivas.

El presidente también se ha defendido de las críticas recibidas por el papel de la empresa pública Tragsa en la ejecución de esta multimillonaria inversión. Vivas ha recordado que el 75 por ciento del importen de los trabajos va a salir a licitación. A Tragsa se le va a encomendar de forma directa y sin concurso el otro 25 por ciento. ¿La razón? el ahorro de tiempo. Los plazos se acortan, según ha explicado Vivas, en 8 meses.