10-N

Vox acusa a la Ciudad de usar su Plan de Empleo de forma "electoralista" con vistas a las generales

Vox acusa a la Ciudad de usar su Plan de Empleo de forma "electoralista" con vistas a las generales
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
Los de Juan Sergio Redondo anuncian que pedirán los datos de las personas incluidas en el listado provisional de seleccionados para comprobar cuántas son marroquíes, critican que los programas se utilicen para cubrir necesidades estructurales de la Administración y censuran que solo se hayan reservado cuatro de 213 plazas para titulados superiores.

Vox Ceuta ha denunciado este lunes el "intolerable retraso respecto a años anteriores" que arrastran los Planes de Empleo en general y la utilización "partidista" de los mismos no solo por la Delegación sino también por la Ciudad, que el pasado viernes publicó un listado provisional de seleccionados.

Además, ha reprochado a la Administración central y local que utilicen esos programas "para parchear en lugar de consolidar el empleo de calidad que requieren los ceutíes para obtener una estabilidad laboral más que necesaria" y que se contrate "a marroquíes a sueldo de los impuestos de los ceutíes cuando hay miles de españoles que se encuentran en desempleo, una parte importante de ellos en una situación económica bastante delicada".

Para Vox "es especialmente vergonzante la ocultación que se hace en el BOCCE de la nacionalidad de los contratados a través de la no publicación de los DNI y los NIE", por lo que ha adelantado que va a pedir esos datos "para comprobar con exactitud cuántos marroquíes se están beneficiando de estas 213 contrataciones con dinero público que deberían ser íntegramente para españoles".

"En Vox siempre defenderemos los derechos de nuestros nacionales, en contraste con la política marroquinizadora impulsada por el PSOE y adoptada por el PP", ha indicado el partido de Juan Sergio Redondo, que ha "lamentado" que solo se hayan ofrecido cuatro vacantes (dos maestras, una enfermera y una arquitecta técnica) que tuviesen como requisito estar en posesión de un título universitario.

Desde su punto de vista, así se incurre "en una clara discriminación contra quienes han dedicado su vida al sacrificio que supone formarse académicamente y cuentan con serias dificultades para integrarse en el mercado laboral".