Rudy y Ricky causan estragos


Rudy y Ricky causan estragos
"Lo notamos. La ciudad está preparada para explotar". De entusiasmo, se entiende, en apoyo de su equipo. A eso se refiere Kevin Love cuando evalúa la incipiente epopeya este curso del peor equipo de la NBA la pasada temporada, Minnesota. La última víctima de los Wolves es nada menos que San Antonio (87-79), uno de los rivales más fuertes y experimentados del campeonato. Los héroes volvieron a ser Love y Ricky Rubio. No deja de sorprender gratamente el base catalán, a sus 21 años, en su primera temporada en la NBA y ya todo un auténtico líder para su equipo. Lo demostró en un partido que transcurría con un marcador muy igualado y, tras anotar una bonita canasta, levantó los brazos pidiendo al público que llenaba el Target Center que subiera al máximo los decibelios en apoyo de su equipo. No fue ningún acto de demagogia. Ricky fue el primero en cumplir con su parte en la misión al anotar 9 de los 18 puntos con los que concluyó en el último cuarto y completó su labor con 10 asistencias y 4 rebotes.



Posted originally: 2012-01-28 08:30:00

Leer original