A un voto del infierno


A un voto del infierno
Un voto ha evitado la catástrofe. Un voto y las abstenciones de tres formaciones nacionalistas y regionalistas han permitido que España puede recibir financiación exterior mientras va reduciendo a marchas forzadas su déficit. No es que CiU, CC o UPN hayan salvado a Zapatero, han salvado al país. No sé si hablar de sentido de [...]

Un voto ha evitado la catástrofe. Un voto y las abstenciones de tres formaciones nacionalistas y regionalistas han permitido que España puede recibir financiación exterior mientras va reduciendo a marchas forzadas su déficit. No es que CiU, CC o UPN hayan salvado a Zapatero, han salvado al país.

No sé si hablar de sentido de Estado, de tener los pies en el suelo o de sólo operar con cálculos electorales, pero lo que sí tengo claro es que la mayor parte de la oposición ha estado a punto de mandar a España unos cuantos de décadas al pasado con tal de ganar unas cuantas alcaldías en 2011 y un lugar en La Moncloa en 2012.

La imagen es fundamental para crear confianza en otros países y en todos aquellos que tienen dinero para gastar e invertir en España: lo que estamos viviendo es un claro propósito para generar desconfianza por parte de todos. Lo peor de todo es que la parte de la oposición que ha empujado por la cuesta abajo tendrá beneficios y la parte de la oposición que lo ha evitado tiene miedo de un excesivo castigo por parte de los votantes. Lo mismo, de aquí a 2012, el escenario cambia y eso es lo que asusta.


Archivado bajo:BNG, Celtiberia, Ciencias Políticas, CiU, Coalición Canaria, Comunicación Política, Diseño de Jugadas, Economía, Elecciones, Elecciones Generales 2012, ERC, Izquierda Unida, Partido Popular, PNV, Política, PSOE, UPyD, Zapatero
Posted originally: 2010-05-27 20:03:53

Leer original