AUTORIDAD SANITARIA

Celebrar Aid El Kebir implica "un grave riesgo de contagio para toda la población”, según los técnicos

Celebrar Aid El Kebir implica "un grave riesgo de contagio para toda la población”, según los técnicos
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Gobierno de Ceuta ha tomado la decisión de suspender el dispositivo que cada año organiza para la celebración pública de la Pascua musulmana del Sacrificio en base a varios informes técnicos de Sanidad Animal y del Servicio de Prevencion y Promoción de la Salud que coinciden en informar “desfavorablemente” sobre la realización de este evento “por constituir un grave riesgo de contagio para toda la población”.

El “traslado masivo de animales” (unas 5.000 cabezas de ganado) que exigiría, la “participación de varios miembros de la unidad familiar en el acto de elección y adquisición de los mismas”, su entrega a los compradores (que suele ser un día antes con “aglomeraciones de personas y vehículos alrededor de las explotaciones”; y la colocación de carpas sin ventilación para “numerosas personas junto a operarios, personal de seguridad y otros” son circunstancias que, a ojos de los especialistas, “hacen imposible el mantenimiento de la distancia de seguridad así como la aplicación de las medidas higienicas necesarias para evitar la propagación de la COVID-19”.

Los dictámenes elaborados son “tajantes” en el diagnóstico de la situación a la luz de los decretos, comunicados, documentos y demás normativa elaborada por el Ministerio de Sanidad y presentan como “imposible” festejar Aid El Kebir “en condiciones de seguridad que permitan garantizar, a pesar de las medidas de prevención adoptadas, la evitación en la propagación de la infección por la COVID 19” por existir “grave riesgo de propagación de la epidemia en caso de celebrarse”.

Para la Consejería de Sanidad “la actual evolución favorable en la contención de la pandemia no exime a los poderes públicos de su deber de 'organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas…”, ya que “aunque los efectos de la pandemia han sido controlados gracias a las medidas de contención adoptadas, su naturaleza y evolución imprevisible”.

“La crisis sanitaria subsiste y su superación aún no ha sido oficialmente declarada ni en el ámbito nacional ni en el internacional, habiéndose producido nuevos rebrotes en todo el mundo, por lo que, ante los posibles riesgos que pudiesen derivarse de la pérdida de vigencia de las medidas establecidas por el estado de alarma, que comprometiesen la garantía de la integridad física y la salud de las personas, se hace urgente y necesaria la adopción de medidas preventivas mientras no sea declarada oficialmente la finalización de la situación de crisis sanitaria”, argumentan los expertos.

Celebrar Aid El Kebir implica "un grave riesgo de contagio para toda la población”, según los técnicos