'FUGA' DE ESPECIALISTAS

Los Colegios de Médicos de Ceuta y Melilla trasladan al INGESA la problemática de los profesionales locales

Los Colegios de Médicos de Ceuta y Melilla trasladan al INGESA la problemática de los profesionales locales
Imagen de los asistentes a la reunión celebrada en Madrid.
Imagen de los asistentes a la reunión celebrada en Madrid.  

El director general del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), José Julián Diaz Melguizo, y el consejero técnico de dicho organismo, Manuel Cabeza, han mantenido en Madrid una reunión con el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España, Serafin Romero, y sus homólogos de Ceuta y Melilla, Enrique Roviralta y Jesús Delgado, así como el director técnico de la Sociedad Española para la Acreditación de la Formación Médica Continuada, Arcadi Gual.

En el encuentro se ha abordado la necesidad de "potenciar la formación médica continuada" en ambas ciudades autónomas y de "coordinar las organizaciones colegiales con la administración sanitaria para implementarla".

Además se ha tratado "el problema de la falta de acreditación oficial que adolecen ambas ciudades en dicha materia desde hace 6 años" y "la necesidad imperiosa de buscar una solución que acabe con la grave discriminación que los profesionales sanitarios de ambas ciudades sufren respecto al resto del territorio nacional".

Según ha recordado el Colegio de Ceuta en un comunicado, la Formación Médica Continuada "es un derecho y una obligación del personal sanitario" y, como se describe en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS), es “el proceso de enseñanza y aprendizaje activo y permanente que se inicia al finalizar los estudios de pregrado o de especialización y que está destinado a actualizar y mejorar los conocimientos, habilidades y actitudes de los profesionales sanitarios ante la evolución científica y tecnológica y las demandas y necesidades, tanto sociales como del propio Sistema Sanitario”.

Roviralta y Delgado han aprovechado para trasladar al INGESA "las inquietudes y problemas del colectivo médico local, coincidiendo en la necesidad de aplicar con eficacia y celeridad fórmulas de incentivos que permitan fidelizar y atraer a facultativos especialistas a ambas ciudades, al tratarse de áreas de difícil desempeño y cobertura, y ante la 'fuga' de los mismos, que se agravará con  las próximas jubilaciones, así como acabar con la precariedad laboral".