PLAN DE CONTINGENCIA

El INGESA calcula que en mes y medio recibirá 186 ingresos hospitalarios por Covid-19, un 10% en UCIs

El INGESA calcula que en mes y medio recibirá 186 ingresos hospitalarios por Covid-19, un 10% en UCIs
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
El Plan de Contingencia Especial de la Dirección Territorial augura picos de máxima presión asistencial en el clínico de Loma Colmenar de 39 ingresos semanales en la mitad de la 'ola' de Covid-19 que proyecta se alargue durante seis semanas.

Algo menos de 200 ingresos hospitalarios (con picos de 39 por semana en el peor momento), un 10% en la UCI. Ese es el tamaño de la 'ola' de paciente con coronavirus que el INGESA prevé tener que gestionar en el clínico de Loma Colmenar durante un mes y medio como escenario "más probable". Así lo recoge la última versión de su Plan Especial de Contingencia, elaborada por la Gerencia Territorial tras la confirmación del primer contagio en un universitario procedente de Madrid que regresó a la ciudad tras la suspensión de sus clases.

El documento esboza, desde los ámbitos “informativo, formativo, diseño de circuitos de aislamiento de casos, elaboración de protocolos de actuación, política de aprovisionamiento y coordinación con otras instituciones y recursos públicos y privados”, la mejorar forma de “garantizar el máximo nivel de respuesta en protección de la población a riesgo”.

Igualmente analiza, “en consonancia con la evidencia disponible” de la evolución de la pandemia en otros territorios, el riesgo de “claudicación” de los recursos sanitarios y “la capacidad de asistencia hospitalaria y de cuidados intensivos” con la posible movilización de recursos propios y en progresión escalonada “al objeto de graduar la respuesta más adecuada a cada uno de los escenarios posibles”.

El Plan estudia tres escenarios posibles con unas tasas de ataque estimadas del 1,5%, 2,5% y 3,5%, respectivamente, en cada uno de ellos, y con un desarrollo teórico del alcance clasificado en nivel mínimo, máximo y más probable. Del conjunto de variables y modelos informáticos y sanitarios predictivos considerados se ha concluido que la “tasa de ataque” del coronavirus en Ceuta alcanzará a un 2,5% de la población y generará un volumen de ingresos en UCI equivalente al 10% de los casos confirmados, así como una tasa de mortalidad del 3,7%.

La evolución de los casos a lo largo de 6 semanas se eleva a un total más probable de 186 (con un escenario mínimo de 42 y otro máximo de 242) y se prevé que la mayor incidencia se dé entre la tercera y la cuarta, a partir de la cual se iniciaría, durante la segunda quincena de abril “la curva de descenso”.

“Presumiblemente, el  10% de los pacientes serán susceptibles de ser tratados en unidades de cuidados intensivos (UCIs) con técnicas de respiración asistida”, augura el Plan Especial de Contingencia, que detalla que “el número de ingresos hospitalarios se verá incrementado  hasta el máximo de inflexión de la curva en la tercera semana, punto en el que la curva se estabiliza para comenzar a disminuir durante, lo que unido al presumible número de casos susceptibles de alta tras las 2 primeras semanas permite establecer como necesidad de incrementos de recursos el total acumulado en las 3 primeras semanas, 93 casos”.

“Simultáneamente”, proyecta el INGESA, “se comenzarían a registrar ingresos en UCIs con respiración asistida, cuyo mayor tiempo de permanencia hospitalaria determina la necesidad de estimar el total acumulado en la sexta semana en diecinueve casos”.

Camas y UCIs

El Hospital Universitario disponía a principios de mes de 170 camas instaladas (7 UCIs, 63 de hospitalización general, 39 de hospitalización quirúrgica, 15 de pediátrica, 10 de neonatos y 27 de ginecología y obstetricia). De ellas, un total de 89 estaban ocupadas antes de que se declarase el primer caso de Covid-19 en la ciudad.

La disponibilidad de equipos de respiración asistida para asistencia a pacientes adultos está cifrada en doce fijos (al margen delos cinco de quirófanos y los dos de partos) y media docena portátiles.

La movilización escalonada de medios permite al INGESA calcular que podría llegar a disponer de 101 camas de hospitalización y 21 de cuidados intensivos dotadas de terapia respiratoria invasiva. Paralelamente, podría mantener 90 dedicadas a hospitalización de pacientes con otras patologías y no alterar las dotaciones de Pediatría y Neonatología por si, con su actual nivel de ocupación, hiciesen falta recursos adicionales para hacer frente a más ingresos vinculados a contagios del Covid-19.