POR ESCRITO

El MDyC logra que el Pleno apruebe negociar un protocolo con Ingesa sobre la radioterapia

El MDyC logra que el Pleno apruebe negociar un protocolo con Ingesa sobre la radioterapia
Fatima Hamed, del MDyC./archivo
Fatima Hamed, del MDyC./archivo  

La portavoz del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía de Ceuta, Fatima Hamed, ha logrado arrancar del Pleno de la Asamblea este viernes un compromiso para que el Gobierno de la Ciudad negocio con Ingesa la firma de un protocolo que deje por escrito la voluntad de aceptar en los pliegos de condiciones del próximo concurso para el servicio de radioterapia las condiciones que pidió la empresa GenesisCare para confirmar su apuesta por abrir en Ceuta una clínica de radioterapia, que permitiría ahorrar a los pacientes el viaje a Algeciras para recibir tratamiento.

En realidad la propuesta de Hamed proponía que se negociara directamente los pliegos del servicio de radiología que realiza Ingesa para confirmar la instalación en Ceuta del mismo. Pero tras una intervención del presidente de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Juan Vivas, la propuesta quedó en buscar con Ingesa la firma de un protocolo que deje por escrito que se atenderán algunas de las condiciones solicitadas por la empresa, que según explicó el propio director territorial del instituto sanitario, Jesús Lopera, esta misma semana son dos fundamentalmente: que se revisen los precios y que se valore la proximidad en el concurso. Algo a lo que el propio Lopera ya dijo estar dispuesto.

Unas condiciones que, tal y como ha relatado el propio Vivas, presente en las negociaciones cuando gobernaba Rajoy, no han cambiado desde entonces, ni tampoco lo ha hecho la postura de Ingesa a pesar del cambio de Gobierno.

“Intentaremos con el Ingesa que se documente y se formalice mediante un protocolo, que es una declaración de intenciones, para que quede por escrito, para que en la elaboración del Pliego se tenga en cuenta lo reconocido en el protocolo. Luego, evidentemente, vamos a depender de que la empresa confirme, a mí personalmente me han dicho que sí en varias ocasiones, que están dispuestos a llevar a cabo la inversión. Formalizar el protocolo con Ingesa nos daría seguridad para la elaboración del pliego”, ha explicado Vivas.

Mientras el propio presidente ha manifestado su voluntad de encomendarle a la consejera del área, Adela Nieto, que mantenga vivos los contactos con la empresa para que confirme esa intención y mantener informados a los grupos parlamentarios sobre la situación.

Vivas además ha sumado el compromiso aprobado por el Pleno de aportar 300.000 euros de las arcas municipales para facilitar que el servicio se pueda prestar en Ceuta. Aunque el presidente sí ha querido dejar claro que el actual servicio se presta de un modo en el que los pacientes están bien atendidos, al tiempo que reconocía como una “legítima aspiración” que se pueda recibir el tratamiento sin salir de Ceuta.

Hamed había comenzado su intervención para defender la propuesta recordando que en lo sustancial nada ha cambiado con la salida de Rajoy y la entrada de Sánchez en Moncloa y así, el Gobierno central antes como ahora se sigue amparando en los “criterios científicos” para negar la posibilidad de asumir con fondos propios y dentro de la estructura del Ingesa la creación de una unidad de radioterapia.

La cuestión ha suscitado la intervención de todos los grupos. En el caso del PSOE para defender las gestiones que está llevando a cabo la nueva dirección del Ingesa con Lopera a la cabeza. Desde Caballas, Mohamed Alí, ha explicado que cuando se habla de las “peculiaridades de Ceuta, es justamente a esto a lo que hay que referirse, no es lo mismo desplazarse en península para recibir este tratamiento que hacerlo aquí. Imagine señor Vivas que en el barco atrapado en el Estrecho esta mañana fuera uno de estos pacientes”, le ha ejemplificado Alí a Vivas.

Hamed ha aceptado la transacción propuesta por Vivas no sin antes expresar que “lo deseable es que el servicio fuese público y no privado”, aunque reconociendo que “lo importante es que el servicio se termine prestando en nuestra ciudad” y discrepando de que el servicio esté bien atendido: “Lo estará cuando empiece a prestarse en nuestra ciudad”.