INMIGRACIÓN

La autopsia al menor migrante fallecido apunta a “muerte natural” a expensas del análisis toxicológico

La autopsia al menor migrante fallecido apunta a “muerte natural” a expensas del análisis toxicológico
Imagen de archivo.
Imagen de archivo.  
El chico fue localizado inconsciente, pero todavía con vida, a las 8.50 horas de este domingo en la zona portuaria. Al llegar a Urgencias del Hospital Universitario entró en una parada cardiorrespiratoria de la que no pudo recuperarse.

Los resultados preliminares de la autopsia practicada al cadáver del menor migrante solo de nacionalidad marroquí y oriundo de Xauen que este domingo falleció en Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta tras ser encontrado a primera hora de la mañana inconsciente en el Puerto, donde vivía como 'niño de la calle', apuntan a que su defunción se debió a “muerte natural”, según han informado fuentes judiciales y gubernamentales en declaraciones a Ceutaldia.com.

El dictamen forense definitivo está, no obstante, pendiente del resultado de las analíticas toxicológicas encargadas.

La identidad del joven, que según las pruebas oseométricas que se le habían realizado tenía 17 años, responde a las iniciales M.M. y llevaba meses en las calles de la ciudad y el entorno portuario, donde había mostrado una actitud “absolutamente permeable” a la intervención social de la Administración para intentar que aceptase su cobertura social.

El muchacho había sido trasladado en ocasiones por la Policía al Centro de Realojo Temporal de 'La Esperanza', lo que ha facilitado su identificación aunque nunca había llegado a asentarse en sus instalaciones.

Otro joven alertó este domingo a las 8.50 horas a las Fuerzas de Seguridad de que un menor se encontraba inconsciente en las inmediaciones de una de las gasolineras de la avenida del Puerto de Ceuta. Inmediatamente y todavía con vida fue evacuado al Hospital Universitario en una ambulancia de soporte vital básico, pero al llegar a Urgencias entró en una parada cardiorrespiratoria de la que no pudo recuperarse.

Este es el tercer adolescente que pierde la vida en Ceuta en circunstancias relacionadas con la presión migratoria infanto-juvenil que soporta el Puerto para intentar llegar irregularmente a la Península. El pasado 14 de febrero un menor marroquí pereció aplastado por un camión y el 7 de abril de 2018 otro compatriota que tres días antes había cumplido los 18 años perdió la vida atropellado por una cabeza tractora en el mismo área del Muelle de Poniente.