BALANCE

El blindaje de la valla dispara las entradas de inmigrantes por vía marítima

El blindaje de la valla dispara las entradas de inmigrantes por vía marítima
Imagen de las heridas de uno de los inmigrantes subsaharianos que protagonizaron el último salto a la valla el pasado 22 de agosto.. Foto: Javier Sakona
Imagen de las heridas de uno de los inmigrantes subsaharianos que protagonizaron el último salto a la valla el pasado 22 de agosto.. Foto: Javier Sakona  

El 22 de agosto, los gritos de júbilo de decenas de inmigrantes rompió la melodía de la Musal-la, el rezo colectivo del final de Ramadán. Eran los protagonistas del que sería (hasta el momento) el último salto a la valla. No sabían que poco después serían expulsados sin posibilidad de recurso. Desde entonces, la vía marítima se ha disparado, casi doblando el número de entradas en la ciudad y estancándose la vía terrestre.

Durante 2018, según datos del Ministerio de Interior accedieron a España un total de 62.126 inmigrantes, más del doble (128%), 34.000 más, que en 2017. De ellos, 2.380 lo hicieron por Ceuta, 1.923 por vía terrestre, un 5 por ciento menos que en 2017 (95 menos)  y 457 en 45 embarcaciones, esto es, por vía marítima, lo que supone casi doblar los registros de 2017, cuando accedieron a la ciudad autónoma por mar  239 personas en 27 pateras. Un incremento espectacular en las entradas por mar, que se equilibra con el ligero descenso de entradas irregulares por tierra y que tiene su reflejo también a nivel nacional.

En 2018 se ha batido el récord de llegadas en patera a España al superarse las cifras registradas durante la 'crisis de los cayucos' de 2006, cuando 39.180 personas alcanzaron España por la vía marítima, principalmente a través de las Islas Canarias. Este año han llegado al menos 17.300 migrantes más que en aquella ocasión y, de hecho, España ha recibido en 2018 a más personas a bordo de pateras que en los últimos ocho años juntos.

Aunque no en Ceuta, también crece la ruta terrestre hacia España —que contabiliza las llegadas a través del salto del vallado y también en los dobles fondos de vehículos, a pie con pasaporte falso u otras fórmulas— Así, esta vía ha experimentado un aumento del 8,5% en 2018 registrándose 6.505 personas por esta vía, frente a las 5.995 personas contabilizadas el pasado ejercicio. En el caso de Melilla, se han registrado 4.500 entradas, lo que supone un aumento del 15% con respecto al año pasado; mientras que a través de Ceuta han disminuido entorno al 5 por ciento (4,7%) con alrededor de 1.900 entradas.

Este 2018 que acaba ha sido especialmente trágico en el Mediterráneo y en el Estrecho en particular. Según la OIM, al menos 769 migrantes han fallecido o desaparecido en el Mediterráneo, más del triple que en todo 2017, cuando murieron 224 personas en su camino de España. Cifras que suponen un aumento del 243 por ciento.