GUARDIA CIVIL

Desactivan la búsqueda de un migrante desaparecido tras el trágico naufragio de este sábado en Benzú

Desactivan la búsqueda de un migrante desaparecido tras el trágico naufragio de este sábado en Benzú
Los dos supervivientes, en el interior del vehículo de los GEAS.
Los dos supervivientes, en el interior del vehículo de los GEAS.  

La Guardia Civil de Ceuta ha desactivado a última hora de la tarde por falta de luz y malas condiciones en el mar el dispositivo de búsqueda que puso en marcha horas atrás en aguas del Estrecho para intentar localizar al quinto migrante de origen subsahariano que, según uno de los dos supervivientes, viajaba en la embarcación con la que han intentado pese al mal estado del mar llegar desde Beliones hasta la costa de la ciudad autónoma, ante la que dos mujeres han perdido la vida ahogadas.

Según han precisado fuentes de la Delegación del Gobierno, el varón que, junto a otra fémina, ha podido alcanzar tierra firme, en la embarcación con motor que utilizaron para aproximarse a territorio español iba otro hombre que no ha sido encontrado. La Benemérita, que ha recuperado la patera cerca de la bocana del puerto, varios millas al este del punto en el que los indocumentados se han arrojado al agua, presume que el cuerpo del quinto migrante podría haber seguido “una trayectoria similar”.

A las 6.35 horas de este sábado el operador de las cámaras térmicas de vigilancia del perímetro fronterizo de Ceuta detectó la presencia de “una pequeña embarcación propulsada por motor que, a pesar de las adversas condiciones para la navegación existentes, se dirigía desde la bahía de Beliones (Marruecos) hacia aguas de Ceuta”.

La Benemérita movilizó patrullas terrestres y una embarcación del Servicio Marítimo hacia la zona, donde encontraron a dos náufragos a los que los agentes intervinientes, “con gran riesgo para su propia integridad física y personal”, ayudaron a salir del mar cuando se encontraban “al límite de sus fuerzas y a punto de perecer en las aguas”.

Una vez rescatados se localizaron otros dos cuerpos en el mar “que eran batidos por las olas y a los que era imposible llegar desde tierra”, por lo que fueron recuperados minutos más tarde por la embarcación del Servicio Marítimo sin que las maniobras de reanimación cardiopulmonar que se practicaron sirviesen para salvar las vidas de dos mujeres”.

Sus cadáveres fueron trasladados hasta las dependencias del Servicio Marítimo del Instituto Armado en el puerto deportivo de la ciudad para la instrucción del procedimiento judicial correspondiente, del que se ha hecho cargo la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia.