3 ADULTOS Y 3 MENORES

Los detenidos por acosar a niños migrantes en el Puerto, en libertad acusados de coacciones y lesiones

Los detenidos por acosar a niños migrantes en el Puerto, en libertad acusados de coacciones y lesiones
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Los seis ciudadanos españoles, tres mayores de 18 años y tres menores, detenidos esta semana como presuntos autores de amenazas, agresiones y robos con violencia a niños y adolescentes extranjeros no acompañados (MENA) que sobreviven en la zona portuaria e incluso acogidos en el CETI, según la Policía Nacional, han sido puestos en libertad con cargos a última hora de la mañana de este jueves acusados de coacciones y lesiones. No se descarta que, en función de la evolución del caso, se pudiera sumar otro de robo con intimidación o violencia.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Ceuta, que instruye las diligencias directamente vinculadas con arrestos en funciones de guardia, ha impuesto al menos a los tres adultos a los que ha tomado declaración la medida cautelar de prohibición de acercarse a menos de 100 metros de la zona portuaria por esos presuntos delitos.

No obstante, dado que han sido varios los magistrados de guardia que han recibido las distintas denuncias presentadas por menores migrantes en relación con supuestas agresiones verbales o físicas, cada uno instruirá las suyas con los testimonios obtenidos, aunque el uso de casos dificulta “enormemente”, según las fuentes consultadas, la identificación de los supuestos agresores que habrían participado en hasta media docena de incidentes.

El de la noche del lunes al martes de esta semana se habría impedido gracias a un dispositivo policial que incluía, según la versión del Cuepo, a un agente infiltrado y a un vehículo de apoyo que intervinieron al acercarse a un grupo de MENA tres motocicletas.

Parte de los encartados han negado en sede judicial haber tenido nada que ver con agresiones de ningún tipo a los menores. Según su versión, estaban en el Polígono y decidieron ir hasta el Mirador de Isabel II de madrugada, por lo que se dirigieron a la avenida del Puerto para repostar, donde se habrían encontrado con varios jóvenes foráneos con palos y piedras, lo que les habría forzado a desviarse, encontrándose con una patrulla de la Policía Nacional cuyos efectivos les habrían incluso golpeado.

El relato de la Policía es diametralmente opuesto, pues apunta que tras tener conocimiento de múltiples denuncias de los MENA se habría desplegado un operativo preventivo con un funcionario

infiltrado entre los menores que intervino al ver a “tres motocicletas” con seis ocupantes abalanzarse sobre varios menores. Dos de los vehículos de dos ruedas fueron interceptados y el tercero, identificado e igualmente localizado.