CONMOCIÓN

Las familias de las víctimas del detenido por presuntos abusos reclaman más control en los colegios

Las familias de las víctimas del detenido por presuntos abusos reclaman más control en los colegios
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

Decenas de madres y padres se reúnen con el equipo directivo y el inspector del colegio en el que trabajaba el arrestado en medio de la conmoción generada por la denuncia que condujo a su detención y las confesiones de otras menores que han reconocido haber sufrido tocamientos en el ámbito escolar, donde no había ninguna sospecha ni recelo.


Decenas de madres y padres de alumnos del CEIP Lope de Vega se han reunido a primera hora de la mañana de este lunes con el equipo directivo del centro y su inspector tras la conmoción generada por la detención el pasado sábado de una persona que trabajaba desde principios de curso como empleado de mantenimiento en el marco del Plan de Empleo denunciado primero por unos vecinos por supuestos abusos de una niña en su garaje, tocamientos que con el paso de las horas han confesado otras menores que presuntamente han tenido lugar también en el ámbito escolar.

"No sabemos todavía hasta dónde alcanza lo que ha podido hacer este individuo con tantas niñas y tantos niños porque hay muchos que todavía no se atreven a decírselo ni a sus padres", han lamentado algunos padres a la salida del encuentro, en el que se ha abordado "cómo podía tener acceso a los baños y a los niños, que le conocían todos de dar besitos, abrazos, cantar canciones....".

Las familias han reclamado más vigilancia y que los niños vayan acompañados por personal a los servicios e incluso algunas han reivindicado la instalación de cámaras y más control del personal que se incorpora a los centros escolares con los programas de los Planes de Empleo, a los que desde hace dos años se exige un certificado de no contar con antecedentes por delitos sexuales que desde su punto de vista se ha demostrado no ser un filtro suficiente porque "no se puede meter a cualquiera, a un burro, ni para pintar, en un colegio".

"Parte de culpa", ha apuntado un padre, "la tienen quienes han mandado a un individuo a un colegio sin una titulación, una cualificación especial... Ni para pintar se pude meter a cualquiera en un sitio donde hay niños y solo la denuncia de la familia de una niña por algo sucedido fuera del centro ha servido para tirar de la manta".

El arrestado permanece detenido desde el pasado sábado a última hora de la tarde y presumiblemente no pasará a disposición judicial hasta este martes. Los investigadores están tratando de determinar el alcance de los supuestos abusos denunciados y el número de posibles víctimas tanto dentro como fuera del ámbito escolar.

La denuncia de un vecino del investigado en Pasaje Recreo y las declaraciones de la víctima, apuntando a la reproducción de ese comportamiento en el colegio, donde "nunca" había habido sospechas de nada parecido, ha hecho aflorar testimonios de "un montón" de menores con entre 6 y 10 años dando cuenta de tocamientos en los servicios y otros espacios en distinto grado y extensión en el tiempo.

Representantes de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del colegio, que han pedido prudencia y respeto en el tratamiento del suceso y al centro, tienen previsto reunirse este lunes con el director provincial de Educación, León Bendayán, y con el consejero del área, Javier Celaya.