EN EL HOSPITAL

INGESA y Policía Local organizan un curso sobre cómo actuar ante agresiones a profesionales sanitarios

INGESA y Policía Local organizan un curso sobre cómo actuar ante agresiones a profesionales sanitarios
Imagen de recurso.
Imagen de recurso.  

El Hospital Universitario acogerá este miércoles y este jueves de 16.00 a 20.00 horas un curso organizado por el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) y la Policía Local sobre "prevención y actuación en caso de agresiones" a profesionales sanitarios. La propuesta, que tendrá lugar en la sala 1 de cursos del clínico de Loma Colmenar, tiene como premisa principal "proporcionar conocimientos sobre el entorno en el que se trabaja para poder intervenir en caso de situación hostil y/o agresión física".

La acción formativa, impulsada desde la Dirección-Gerencia del INGESA, y coordinada por Unidad de Formación Continuada, la impartirán Miguel Ángel Fernández Bernal, policía local en activo de la UIR, y Carolina Pérez Ramírez, médico de Emergencias SUE del 061. De estas jornadas se espera "una inmersión didáctica para potenciar el aprendizaje a través de la participación activa del alumnado". Se utilizan presentaciones en Power Point, vídeos, Role Play y una simulación donde se potenciará el trabajo en equipo.

En la misma línea, estos talleres pretenden "dar respuesta a la preocupación del personal del hospital y Centros de Salud de Ceuta ante posibles actitudes violentas, así como conocer las habilidades de comunicación en situaciones de riesgo y aportar conocimientos sobre autorregulación emocional para garantizar nuestra seguridad".

Desde el INGESA se quiere destacar y hacer ver que la agresión, ya sea física o verbal, "no es la solución", por eso se recuerda que "el cauce para trasladar cualquier disconformidad es a través del Servicio de Atención al Paciente". "Ante cualquier hecho que se produzca contra el personal sanitario se debe denunciar, ya que es la única manera de acabar con las agresiones", ha remarcado la Dirección Territorial, que dispone de protocolos para que la persona que ponga en conocimiento una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales "siempre manteniendo el anonimato".